Orosco hizo el ademán de un VAR inexistente

domingo, 04 de agosto de 2019 · 00:03

Página Siete / La Paz

Si algo faltaba en el fútbol boliviano es el bochorno que se tuvo en la parte final del partido que se realizó ayer en El Alto.

Transcurría el quinto minuto de adición y Orellana cometió una infracción en contra de un jugador millonario.  El momento que se cometió el penal  el técnico de Always Ready, Julio César  Baldivieso, empujó de mala forma al asistente de línea Ariel Guizada.

Después vino el error del juez Raúl Orosco,  que sin existir  el sistema VAR en Bolivia  paró la jugada y luego de que su cuarto juez le informara,  hizo el ademán que vemos en estos tiempos para cobrar la pena máxima, cometiendo  un grueso error.

 El cuarto juez, Luis Irusta, le contó  de la patada alevosa de Orellana y lo único que debía hacer Orosco es informar algo que el reglamento le permite y no alborotar con el ademán del VAR.

El técnico de Bolívar, César Vigevani, explotó junto con todos sus jugadores, a tal punto que pidió abandonar el campo de juego porque consideraba que le “estaban robando el partido”.

“Esto es una vergüenza, que se suspenda, quién le dijo desde arriba que cobre”, vociferaba el argentino que estaba incontrolable. El único que puso paños fríos fue el gerente de Baisa, Dardo Gómez, quien evitó que su equipo se vaya de la cancha, lo que habría significado abandono y la pérdida de tres puntos.

“El juez se complicó sólo y no hay mucho más que agregar, no fue penal”, acotó el DT.

11 minutos después y con los nervios de punta, William Ferreira agarró la pelota para el penal. La hinchada de Bolívar comenzó a tiras objetos a la cancha con el objetivo de impedir el disparo que finalmente se produjo y pegó en el palo.

6
112

Otras Noticias