Fabol denuncia oficialmente a clubes y experto alerta de avalancha de juicios laborales

martes, 23 de febrero de 2021 · 05:06

Página Siete   / La Paz

Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) presentó ayer denuncia formal de infracción a las leyes sociales en contra de los clubes de la División Profesional ante los directores departamentales de trabajo.   Según el abogado  Édgar Morales, experto en derecho laboral,  se    viene una avalancha de juicios laborales en el balompié nacional.

  “Solicitamos a su autoridad ejercer sus atribuciones y ordenar la citación de los representantes legales de los clubes, la inspección de las fuentes laborales y verificación de los documentos que debían ser presentados ante la jefatura departamental en cumplimiento de las normas vigentes”,  se lee en  el documento que sustenta que los futbolistas profesionales están amparados por la normativa laboral vigente en el Estado.

    Se acusa a los clubes de “no cumplir la visación de los contratos de trabajo en el ministerio, no cumplieron con la presentación de planillas trimestrales, presentación de pago de planilla de aguinaldo a partir de 2007. Los clubes no afilian a los futbolistas a la seguridad de corto y largo plazo, los futbolista no cuentan con seguro médico para ellos y sus familias, no tienen ninguna cobertura contra la Covid-19 y tampoco realizan los aportes de  ley a  AFP’s”.
 
 

 Para Morales, esta situación puede  llevar a las instituciones  incluso a su desaparición.

Morales, que en su momento ejerció la vicepresidencia del club Bolívar,  explicó  que los “derechos laborales de los jugadores son imprescriptibles y varios pueden reclamar beneficios sociales desde  febrero de 2007, cuando se promulgó la nueva Constitución Política del Estado”. Con este panorama, por ejemplo, jugadores como Wálter Veizaga o Wálter Flores, que estuvieron por varios años en filas de The Strongest y Bolívar, respectivamente,  podrían acudir a la parte laboral para reclamar los beneficios sociales por los servicios prestados en esas entidades. 

¿Cuál es la solución? Morales respondió que la única vía es derogar el Decreto Supremo 23570  promulgado en  julio de 1993, en el  que los jugadores son incorporados a la Ley General del Trabajo.

“Se debe derogar, no hay otra; mientras no pase eso, todos los clubes están sometidos a lo que dice la ley y tienen las de perder. Por eso sugerí en su momento que una vez que se anule esta normativa, se incluya en la ley del deporte que estos conflictos se resuelvan en tribunales deportivos”, apuntó.

Morales ve poco factible que en un futuro exista una tope salarial en la relación contractual entre clubes y jugadores. “Es posible que las instituciones se protejan al ofrecer a los jugadores un tope salarial si éstos acuden al Ministerio del Trabajo, pero es algo que no se va a cumplir. Aquí rige la ley de la oferta y la demanda, siempre habrá un club que quiera pagar más a determinado jugador”, puntualizó. El secretario ejecutivo de Fabol, David Paniagua, sostuvo el pasado viernes que la Federación Boliviana de Fútbol   tiene un plazo de tres días para dar respuesta a sus solicitudes  de pago de sueldos a sus jugadores, seguros médicos y la vigencia del Tribunal de Resolución de Disputas.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
28

Otras Noticias