Sólo 17,3% de los trabajadores recibe el aguinaldo de Navidad

De los 5,2 millones de personas en el país que tienen una ocupación, algo más de 906.000 llegan a beneficiarse del bono, que debe ser pagado hasta el 20 de este mes.
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 00:08

Página Siete / La Paz

De los 5,2 millones de personas económicamente activas en el país, sólo el 17,3% recibe el aguinaldo de Navidad, ya que el 82,1% de toda la población con una ocupación no se beneficia del sueldo 13.

En su trabajo ¿A quiénes llega el aguinaldo en Bolivia?, el analista Jimmy Osorio detalla que de los 11,3 millones de habitantes a escala nacional, 5,2 millones pertenecen al grupo de personas económicamente activas ocupadas o son empleados que cuentan con una actividad laboral.

“Sin embargo, no todos estos trabajadores son beneficiados con el pago de un aguinaldo. De acuerdo con la más reciente Encuesta Continua de Empleo (ECE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo 17,3% de la población laboral activa es la que recibió el beneficio extraordinario”, indicó.

El 82,1% de la población boliviana económicamente activa y ocupada se desempeña en el sector informal y sólo un 17,9% en el ámbito formal, lo que en términos absolutos significa que de los 5.238.125 trabajadores activos y ocupados, 4.300.501 está empleado en el sector informal y apenas 937.624, en el formal.

Al analizar los datos correspondientes al cuarto trimestre del año pasado, se evidenció que el 82,7% de la fuerza laboral informal no recibió la bonificación de fin de año y que sólo 17,3% de los empleados sí se beneficiaron con el pago anual del bono.

La revisión de Osorio de la información disponible muestra que en 2015 la informalidad llegó al 80%, de manera que en tres años se incrementó en un 2%.

“Los datos confirman que el sector informal es aquel que cobija al grueso de los trabajadores bolivianos y que, además, es el principal generador de empleo”, manifestó el analista.

Asimismo, en la evaluación de los datos disponibles se evidenció que no toda la población que pertenece al sector formal se favorece con el pago del aguinaldo, al tomar en cuenta que en algunos casos hay empleados que tienen contratos laborales que no sobrepasan los 90 días o son consultores por producto.

En estos casos, no se aplica el pago del aguinaldo ni las duodécimas de este beneficio.

En detalle, de toda la Población Económicamente Activa Ocupada (PEAO), el 65,9% es cuentapropista, es decir que su actividad no está regulada por la legislación laboral y, por ende, un 99,1% de dicho sector no recibe la bonificación navideña.

Del universo total de trabajadores ocupados en una actividad formal (17,3%), el 48% son dependientes del Estado, en otras palabras, servidores públicos.

Esta cifra, a su vez, muestra que del total de la administración pública, un 83% recibe el pago del aguinaldo y un 17% no se beneficia del bono, debido a los casos de los contratos temporales, contratación por producto u otra figura similar.

El aguinaldo es un pago extraordinario anual que corresponde a un sueldo sin deducciones, que el empleador debe desembolsar a sus dependientes.

En Bolivia, el beneficio está especificado e instituido por la Ley General del Trabajo, y en el Estatuto del Funcionario Público, para el caso de los trabajadores que estén bajo ese régimen.

“Pese a que Bolivia en los últimos años registró ingresos que permitieron tener un crecimiento económico nacional por encima del 4%, estas cifras no se reflejan en la generación de un empleo formal ya que, por el contrario, el sector informal fue creciendo. Esta situación no sólo deriva en que la mayoría de los obreros no puedan acceder a un aguinaldo, sino que, incluso, no cuentan con otros beneficios como el seguro social o los aportes para su jubilación”, sostuvo.

En su publicación, Osorio también hace referencia a que, según el INE, la proyección poblacional para 2018 se redondeó en 11,3 millones de habitantes en todo el territorio nacional.

De esta cantidad, se observa que el 70,8% corresponde a la Población en Edad de Trabajar (PET), es decir que 7,9 millones de los bolivianos están en la edad de alquilar su fuerza de trabajo.

La legislación nacional establece que la edad mínima para acceder a una fuente de trabajo está fijada en los 14 años.

Un beneficio anual con un alto costo para las arcas del Estado

  • Ocupación En Bolivia, el sector informal es el principal generador de fuentes de empleo. Este sector cobija a las corrientes migratorias campo-ciudad y tiene los mayores índices de crecimiento.
  • Vulnerabilidad Los trabajadores pertenecientes a la informalidad no cuentan con un seguro social, vacaciones, protección sindical y sus niveles de ingreso son mínimos.
  • Costos Para el analista Jimmy Osorio, el costo aproximado para el pago del aguinaldo de los sectores público y privado demandará 4.156 millones de bolivianos, al prever salarios de 2.024 a 4.787.
  • Público De los 4.156 millones de bolivianos, 2.080 millones serán usados para pagar a la administración pública, en sus diferentes niveles de gobierno, entidades y empresas.
  • Conclusión El estudio realizado confirma que aquellos sectores laborales más vulnerables también son los más afectados por la informalidad y no acceden a un beneficio que fue creado para beneficiarlos.
  • Recomendación “Es necesario que las próximas administraciones gubernamentales reflexionen sobre la realidad laboral y prioricen el desarrollo del empleo digno”, dijo Osorio.
3
3