Médicos, entre sospechosos de Covid-19 que ocultan datos e insuficiente bioseguridad

La seguridad social tiene material de bioseguridad pero quiere prepararse para un aumento de casos. Los trabajadores de salud pública de La Paz se declararon "abandonados".
viernes, 27 de marzo de 2020 · 10:17

Ivone Juárez / La Paz

 “Todos los días venimos a la guerra sin armas, cada uno de nosotros se siente así. Sabemos que estamos en guerra y que no tenemos armas, pero estamos aquí para ayudar a la población. No tenemos un barbijo N95, guantes de nitrilo, una bata para protegernos del contagio. Además, las personas que llegan con síntomas del Covid 19 no son sinceros, nos ocultan información, como el que llegó al Hospital Luis Uría de la Olivia y dio positivo; nunca dijo que estuvo con una persona que llegó del extranjero”, dice una enfermera de complejo hospitalario Miraflores.

El complejo es parte del sistema de salud público de Bolivia, hasta donde llega la población que no está asegurada en algunas de las cajas de salud que complementan el sistema de salud de Bolivia.

La enfermera, junto a médicos y otros trabajadores del complejo Miraflores se declararon en emergencia ayer en plena crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que en Bolivia registró hasta ayer 61 casos. Otros cuatro hospitales se encuentran en la misma situación.

Reclaman porque el Ministerio de Salud entregó un número limitado de kits de seguridad que no alcanza para todo el personal, que “de cualquier manera está expuesta al contagio”, dice la enfermera que prefiere mantener su nombre en reserva.

“Estamos trabajando con barbijos simples, nos dan uno para cada día; la lavandina debería sobrarnos para desinfectar las unidades, pero no es así, todos estamos en riesgo. En el  quirófano no tienen barbijos N95, guantes de nitrilo, ni batas”, asegura otro trabajador de salud.

Página Siete intentó en reiteradas oportunidades contactarse con autoridades del Ministerio de Salud para tener una versión de esa cartera de Estado respecto a esta situación pero no tuvo éxito.

Mientras, la Federación Sindical de Trabajadores de Salud Pública de La Paz emitió un comunicado público dirigido a la población exponiendo esta situación.

"La Federación de Trabajadores en Salud Pública de La Paz hacemos conocer a la población en general nuestra disposición y compromiso para trabajar en la contención de la pandemia del coronavirus que pone en alto riesgo la vida de nuestra población; sin embargo, denunciamos el total abandono de las autoridades de salud a los trabajadores en salud pública de La Paz (urbano y rural)", dice parte del pronunciamiento.

“La población tiene que decirnos la vedad”

Además de la insuficiente cantidad de insumos de bioseguridad, los trabajadores en salud del complejo de Miraflores aseguran  que muchas veces se enfrentan a personas que llegan con síntomas del Covid 19 y que les ocultan información. “No colaboran, no quieren darnos información que es vital. Tal vez tienen miedo a que al ser sospechosos se los aísle, la gente los mire, pero la población tiene que decirnos la verdad”, dice un médico.

Se refiere al caso que se presentó en el Hospital Obrero y el Hospital Luis Uría de la Oliva  de la Caja Nacional de Salud (CNS), donde llegó un paciente con síntomas del Covid 19 y no informó que estuvo en contacto con una persona que llegó de Alemania. El paciente dio positivo a la enfermedad.

El director general de la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (ASUSS), Alejandro Reyes, señala que el personal médico de los hospitales de la seguridad social  también enfrentan esta situación y se refiere al caso del paciente positivo que atendieron hace unos días la CNS.

“Cuando se averiguó que tuvo contacto con una persona que llegó de Europa  recién confesó y pudimos, con epidemiología, seguir sus contactos. Es un acto de irresponsabilidad, porque se expone a la comunidad y al grupo médico”, dice.

“Los pacientes tienen que decir la verdad, qué actividad tuvieron con quienes se relacionaron para realizar un seguimiento real a los contactos para llevarlos a cuarentena”, añade.

Estas circunstancias están provocando cuadros de depresión en los trabajadores del complejo de Miraflores porque, además, a esto se suma que al no estar amparados por la Ley General del Trabajo, no cuentan con ningún tipo de bono de transporte o de refrigerio. “Estamos en turnos de 24 horas  a veces sin comer porque no hay dónde”, dicen.

Sin embargo, se organizaron y decidieron implementar su propio plan de contingencia para seguir atendiendo a la población. Éste pasa fundamentalmente por someterse a una estricta desinfección al ingresar al complejo. “Como muchos llegamos caminando podemos ya estar infectados”, dice una enfermera.

“Estamos sufriendo con el transporte, tenemos que caminar desde el Hospital Obrero. No se pensó en el sector público”, añade. Explica que el Ministerio de Salud planificó un sistema de transporte para el personal médico, pero éste se concentra en el Hospital Obrero.

La enfermera, que tiene asma y sufre de hipertensión, ayer llegó al complejo de Miraflores muy agitada  porque tuvo que caminar varias cuadras. Su familia cuenta con un vehículo, ella no sabe conducir, la llevó su hijo, pero por el estricto control ante la emergencia sanitaria, no pudo continuar y la dejó en medio camino.

Prever en la seguridad social

Mientras en algunos establecimientos de salud del sistema público se reclama por la insuficiente dotación de insumos de bioseguridad, en el sistema de la seguridad social se busca prever que ante un incremento masivo de los casos de Covd 19 su  capacidad de bioseguridad  se vea sobrepasada, poner en riesgo a sus trabajadores y a la población. El sector atiende a más de 4 millones de bolivianos y por eso solicitó al Ministerio de Salud acceder a una parte  de los insumos de bioseguridad que esa cartera de Estado anunció estar adquiriendo.

Hace unas semanas, el gobierno aprobó el Decreto 4174  que  autoriza al Ministerio de Salud, gobernaciones, alcaldías y a la seguridad social (cajas de salud) la compra, de manera excepcional, directa de medicamentos, insumos, equipamiento y otros para la prevención y atención del coronavirus.

El director general de la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo, Alejandro Reyes, informó que están en tratativas con el Ministerio para tener acceso a más kits de seguridad descartables.

“Tenemos un set importante, pero necesitamos más,  prever lo que pueda venir”, dijo a Página Siete.

“No hay estos insumos en el mercado nacional, las empresas no están trayendo, sabemos que el Ministerio hizo una compra muy grande y queremos que una parte llegue a la seguridad social”, añadió Reyes.

Esta escasez de insumos de bioseguridad no se da sólo en Bolivia, sino en todos los países a los que llegó la pandemia.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

5
24