Cochabambinos que no se rinden: El constructor de aviones que eligió volver a Llajta

martes, 14 de septiembre de 2021 · 05:02

María Mena / Cochabamba

Todos lo conocen como el hijo del alcalde Manfred Reyes Villa, pero no todos saben de sus logros profesionales. Manfred Reyes Villa Avilés es ingeniero aeroespacial, matemático, piloto y diseñador de aviones. Dejó una exitosa carrera en EEUU para volver a su llajta natal, donde es concejal. Y no se arrepiente.

Estudió ingeniería aeroespacial en la Universidad  Embry Riddle en EEUU y se especializó en el diseño  de aeronaves llegando a ocupar cargos jerárquicos en Boeing, General Electric y  Dessault Falcon Jet. Profesionalmente empezó en la NASA en 2011 en la que participó en la construcción del primer avión híbrido.

Se fue a EEUU en 2007 luego de graduarse del colegio Calvert. Sus planes eran formarse  y regresar a Bolivia, pero en 2009 su vida cambió    tras el “exilio político” de su padre.

“Lo más difícil era saber que no podía volver a mi país. Extrañé mucho la comida, la familia y los amigos. Me sentía encarcelado, era algo injusto”, recuerda.

Mientras aguardaba su retorno se preparó profesionalmente en lo que le apasionaba: el diseño y construcción de aeronaves. Se tituló en ingeniería aeroespacial y obtuvo una maestría en administración de empresas y una licenciatura en matemáticas.

Recuerda que a los 12 años le regalaron la maqueta de un avión 737 y desde entonces supo que quería ser un piloto. Ahora es un piloto privado certificado.

“Quería ser un piloto. Vi en la empresa que Embraer de Brasil  fabrica aviones y en algún momento soñé hacer: crear una empresa que genere empleos para los cochabambinos. Era muy bueno en las matemáticas, en física. Me fue muy bien, tuve una carrera exitosa”, cuenta.

Después de trabajar en la NASA fue contratado por Boeing como ingeniero de diseño para el primer avión 787 hecho de compuestos. Uno de sus logros es haber diseñado la nave del entonces presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Le iba bien. 

“Yo creo que alcancé todas las metas que buscaba allá. Una persona joven quiere casas, autos y motos. Bueno, llegué a tener todo eso, pero sentía un vacío. Entonces decidí volver a Bolivia (a principios de 2021), sabía que en Cochabamba podía ayudar  más a través de la política”, asegura.

Manfred Jr., de 32 años, está casado con la cochabambina Nicole Quiroga, a quien conoció en EEUU.  Ambos consideran a Yogui y Polo, sus mascotas, como sus primeros  “hijos”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos