Proyección

Eva Copa y el MAS

Nació como precandidata de la Upea, fue relegada por su partido desde 2014 y ahora es una figura destacada en este momento de transición.
domingo, 05 de enero de 2020 · 00:00

  Ángel Cahuapaza Mamani Historiador alteño. Miembro del Circulo de Estudios Estratégicos de El Alto.

Eva Copa Murga, la segunda senadora por el MAS en La Paz, saltó a la arena política cuando asumió la presidencia del Senado el 14 de noviembre de 2019. No obstante,  es senadora nacional desde 2014, pero por cuestiones políticas internas de su partido, no fue visibilizada hasta hace un mes y dos semanas atrás. En las siguientes líneas, nos ocuparemos de  cómo llegó Eva Copa Murga al MAS y por qué ahora mismo su partido la acusa de  traición por apoyar el gobierno transitorio de Jeanine Añez. 

En 2014, Eva Copa era dirigente universitaria de la Universidad Pública de El Alto (Upea), y estudiaba la carrera de Trabajo Social. En  la búsqueda de candidatos para las elecciones nacionales de 2014, Eva Copa, como representante estudiantil, y Edwin Callejas como representante docente, en co-gobierno universitario, fueron los precandidatos de la UPEA para diputados. 

En la presentación de precandidatos realizada por la Coordinadora Regional por el Cambio (CORELCAM) en El Alto, varios de los sectores sociales afines al MAS presentaron a sus precandidatos, entre ellos estaban Copa y Callejas. Después de su presentación junto a otros precandidatos de las organizaciones sociales de El Alto, los  elegidos de la Upea no fueron tomados en cuenta como candidatos ni como para suplentes para diputados del MAS

Pero para las elecciones nacionales de 2014, el Tribunal Supremo Electoral (TSE)  promulgó un instructivo para aplicar el principio de paridad y alternancia de género en las candidaturas para las cámaras de diputados, senadores, y representantes de organismos supraestatales. En ese sentido, el MAS ya había definido como candidato a su primer senador por el Departamento de La Paz a José Alberto Gonzáles. El segundo candidato a senador en el MAS, por principio de paridad y alternancia de género, sí o sí tendría que ser una mujer  que represente a la ciudad de El Alto o a alguna provincia. 

Por lo tanto, el MAS buscaba a una mujer alteña que representara a la ciudad de El Alto y quien fuera la candidata a segunda senadora por el Departamento de La Paz. Al respecto, cuando se realizó la presentación de precandidatos por todas las organizaciones sociales de El Alto en el CORELCAM, había pocas mujeres precandidatas, y de esas pocas, la mayoría representaban al sector gremial, y había unas dos o tres personas jóvenes, entre ellas Eva Copa, quien representaba a la Upea, pero estaba descartada como candidata. 

Sin embargo, el MAS tuvo que reconsiderar su precandidatura, no como a diputada, sino más bien a candidata como segunda senadora por el Departamento de La Paz. Además, representaba a una institución como la Upea y a la ciudad de El Alto. Es así como Eva Copa llega a ser candidata a segunda senadora  por el MAS en La Paz. 

Es senadora nacional a partir de enero de 2015, y no tuvo la suficiente experiencia política para poder codearse con sus pares senadores del MAS en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP). Las primeras y pocas entrevistas realizadas a la senadora Copa fue a principios de 2015 con pocas expectativas para el MAS; es por esa razón que  fue relegada, al igual que otras personas que no convencían al MAS, como buenos actores políticos para su bancada, y solo las utilizaban como levanta manos para aprobar leyes en la ALP. 

Pero no solo fue la inexperiencia política que hizo que Eva Copa fuera relegada, sino también el apoyo que le quitaron las organizaciones sociales de El Alto, ya que como segunda senadora nacional y representante por El Alto, no gestionó obras para su ciudad.  La Upea también le quitó el respaldo meses después que asumiera como senadora. 

Estas son las razones por las cuales Copa estuvo en la sombra durante cuatro años y medio, haciendo solo presencia en la entrega de algunas obras del programa “Bolivia cambia, Evo cumple” en El Alto.

Dentro del MAS hay tres grandes grupos: los indígenas quienes iniciaron el movimiento, en muchas ocasiones relegados y excluidos; los “viejos” políticos quienes se cambiaron de camiseta y se pusieron la camiseta azul; y la nueva clase media (con mentalidad criolla), estos últimos fueron quienes monopolizaron todo el partido. El  gobierno de  indígena no tenía nada más que de nombre. Por lo tanto, Eva Copa al igual que otros senadores y diputados fueron relegados por este grupo que monopolizaba el MAS en el tercer mandato de Evo Morales, y que no quería que nadie más que ellos sean los privilegiados en decidir qué hacer dentro del gobierno.

Pero el 14 de noviembre de 2019, la senadora Copa, tras asumir la presidencia del senado, pudo salir del olvido de su partido y llevar adelante la etapa de “transición” de gobierno que vive Bolivia. No obstante, la legisladora es acusada de traicionar al MAS por el grupo “blancoide” y “jailón” que monopolizó el partido y  por hacer pactos con el gobierno de Jeanine Añez. Sin embargo, lo que está haciendo Copa desde el senado, es poder demostrar las cualidades políticas que tiene en llevar adelante el proceso que vive Bolivia, y vender una imagen política como para ser nuevamente candidata. 

Asimismo, busca conquistar a los sectores sociales de El Alto para buscar  apoyo. También busca conquistar a la Upea, ya que esta institución le quitó todo el apoyo, un claro ejemplo es la reunión que tuvo la semana pasada con el actual ministro de gobierno Arturo Murillo y el rector de esa universidad. 

En suma, en este momento Eva Copa pasó del ostracismo  a ser una de las personas importantes en el MAS, no solo por las decisiones que se han tomado en la ALP, sino porque ella, al igual que otros diputados y senadores, son los que definen en nombre del MAS. Además, Eva puede llegar a ser presidente del Estado si es que Añez llegaría a viajar o renunciar. Pero  eso lo veremos con el pasar de los días.

 

 

97
4