La salud en Bolivia

Un sistema precario contra un virus “inteligente”

El país heredó un sistema de salud en caos de la pasada gestión. Con el dinero que se pagó a médicos cubanos se podía equipar a hospitales, sobre todo al Hospital de Clínicas.
domingo, 22 de marzo de 2020 · 00:00

Fernando Chávez Virreira Periodista

Durante la gestión de casi 14 del MAS se invirtieron 3.389 millones de dólares en proyectos deportivos y solo 734 en salud, según datos del Ministerio de Economía. Desde  2006, el  gobierno de Evo Morales pagó más de 1.000 millones de bolivianos (más de 147 millones de dólares) a  médicos cubanos que, de 70 2, sólo 205 tenían especialidad médica.

 La pasada gestión “nos ha dejado un sistema de salud destrozado, un sistema de salud que yo diría que es un caos”, sentencia Luis Larrea, presidente del Colegio Médico de La Paz. “No podemos culpar a este gobierno, pero no hay un plan de salud; no nos han dejado una estructura de salud. Ahora se puede ver que todo el mundo hace lo que le da la gana y eso es algo que nos preocupa, porque realmente hoy los que más sufren son los pacientes”.

  Según Larrea, “con todo el dinero que se la pagado a los médicos cubanos, podíamos haber equipado  mínimamente a varios centros de tercer nivel. Con lo que han comprado tomógrafo, resonador para la clínica de los cubanos, sólo con eso, hubieran mejorado el Hospital de Clínicas en su servicio de tomografías, de imágenes; en este momento ese hospital no tiene un tomógrafo”.

Esta semana, un médico boliviano lloró en cámaras mientras le hacían una nota, porque, dijo,  se siente incapacitado para atender a posibles pacientes infectados con el coronavirus. “Todos los médicos tendríamos que llorar, pero tenemos que aguantarnos como machos en lo que se refiere a nuestro sistema de salud. Hoy día la capacitación existe en todos los sectores de profesionales y el Colegio Médico está cumpliendo esa función, estamos llevando capacitación a todos los lugares”, dice Larrea.

“Tenemos una estrategia, asegura,  hemos hablado con autoridades del Sedes y del Municipio y de forma conjunta hemos llevado la capacitación a los sectores que nos interesan, como los oficiales de tránsito, los gremiales, los mercados, los informales que trabajan día a día, a los payasitos, un sector importante para nuestros niños. Hemos estados también en las clínicas privadas; estamos llegando a todos los sectores”.

¿Qué tan grave es el coronavirus?  “Se debe tener en cuenta que estamos enfrentado a un virus ‘inteligente’, es un virus que puede vivir en una superficie por seis horas, en el asfalto, en la acera, que puede vivir varias horas en una superficie lisa que no tenga mucho trajín. Es un virus inteligente”, explica. 

En segundo lugar, este virus se propaga rápidamente, lo mejor es tener a las personas, mínimamente, a un metro y medio de distancia. “Lo que el virus no ha podido resolver es que no puede vivir sin el humano, no se puede reproducir más que en el ser humano, por lo tanto tenemos que ser mucho más inteligentes nosotros que el virus. Las recomendaciones que se hacen son justamente para eliminarlo. El lavado de manos es porque el contagio se da al tocar cualquier superficie y llevar el virus a la boca; al ojo, a la nariz. Por eso es importante el lavado de manos”.

Este virus también vive en el piso, por lo que Larrea recomienda que  hay que disponer de un rociador de agua con lavandina y el momento de llegar a la casa desinfectar los zapatos. 

Por último aconseja  a la población que está resfriada utilizar un barbijo  y evitar las concentraciones de personas. Y, por último, si alguien tiene algún contacto con una persona que ha llegado en los últimos 14 días del extranjero, de China, de España, de cualquier lugar,  inmediatamente debe avisar a su médico, por vía telefónica, y si tiene temperatura mayor a 38,5 grados debe quedarse en la casa y esperar a que las autoridades comuniquen esto a través de las líneas telefónicas  habilitadas.

 Según explicó en redes sociales   Quique Caubet, médico del hospital Val d’Hebron de Barcelona, el Covid-19 es enormemente peligroso debido a la combinación de tres factores: el vector de contagio, la morbilidad y la mortalidad. El coronavirus tiene un vector de contagio entre 1,5 y 2,5, es decir, 3 veces superior a la gripe. Esto  implica que su propagación es geométrica: 1-2-4-8-16-32-64-128-256...

  Según este médico, el verdadero problema no es la enfermedad en sí, a pesar de que tiene una morbimortalidad importante, sino que, debido a sus características epidemiológicas, viene en una oleada infectando a toda una población que no tiene inmunidad previa en cuestión de  uno o  dos  meses, lo que resulta en el colapso de los sistemas de salud. Bolivia tiene apenas     252 camas de aislamiento  para atender a pacientes con coronavirus  y 35 de Unidad de Terapia Intensiva (UTI), según el Ministerio de Salud. ¿Cómo atender una emergencia nacional en estas condiciones?

“Así estamos  funcionando; cuando alguien dice que deberíamos recibir ayuda de los cubanos, si fuera una ayuda gratuita claro, pero hoy todas estas ayudas se han pagado; hemos tenido que erogar para que otra gente disfrute y no tengamos estabilidad en el país. Dentro de lo que son las terapias intensivas, los hospitales que están en este momento en condiciones son muy pocos, se pueden contar con los dedos de una mano, en los diferentes departamentos”, advierte Larrea. “La anterior gestión no ha pensado en la salud de los bolivianos, nunca le ha interesado la salud de los bolivianos y ha despilfarrado el dinero”, denuncia. 

Y agrega que el Colegio Médico nunca  participó en la programación de hospitales que supuestamente iban a construirse. “Han dejado los hospitales en proyecto y comprometidos; y no hay qué hacer porque el Estado es el que tendrá que pagar las multas mañana. Imagínese lo que nos han dejado. ¿Es importante en este momento tener un gastroentereológico en la Paz? Para mí es más importante tener refaccionado y equipado el Hospital de Clínicas, porque es el que cobija a todo el departamento, incluyendo  El Alto La Paz y las  provincias”.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

21
2