Coche eléctrico de chatarra y apto para la ciudad de La Paz

Funciona a electricidad y está diseñado para las pendientes de la urbe. La dirección es a manivela, tiene llantas de carretilla y freno de motocicleta.
domingo, 12 de mayo de 2019 · 00:13

Inversión  / La Paz

Andrés Rocha, egresado de la carrera de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Católica Boliviana San Pablo (UCB), paseó por Miraflores y la avenida Zavaleta con el vehículo eléctrico que él diseño y construyó exclusivamente con chatarra. Lo hizo de noche, tal vez para evitar el control policial, pero probó que su creación puede maniobrar y tener autonomía en las pendientes de la ciudad.

La segunda  e importante ventaja  fue que para su construcción se utilizaraon fierros descartados de la misma universidad. Le puso un motor de 48 voltios y 43 amperios de corriente. Es decir, con dos baterías de 48 voltios lo que le otorga  una autonomía de viaje de 20 a 30 minutos.

“La idea del vehículo es optimizar costos reutilizando chatarra, demostrando que es posible la construcción de un car buggy  todoterreno, en especial para la ciudad de La Paz”, dijo el joven aspirante a la licenciatura en su área. Lo importante de su diseño es que tiene amortiguadores delanteros y traseros. Los que van al frente  tienen una inclinación para el buen funcionamiento de las llantas de carretilla con un desgaste lateral y no frontal. De esta forma, los neumáticos fueron adaptados para el manejo del vehículo eléctrico porque, de haber sido llantas de bicicleta, el desgaste debería ser frontal.

La dirección es a manivela y está diseñada bajo el teorema de Ackerman. Es decir, que cuando un vehículo gira,  los ejes de todas las ruedas deben concurrir en un mismo punto y a eso se llama el centro instantáneo de giro. Esta misma geometría ayuda a la estabilidad del vehículo.

Normalmente, los autos  tienen un radio de giro de cinco metros pero este vehículo eléctrico tiene su radio de tres metros,  lo que lo hace más flexible y le permite entrar a un rango óptimo para maniobrar en las estrechas calles de la urbe. Además, al estar diseñado para competencias, ese giro le da una gran ventaja sobre sus contrincantes. En la parte de atrás se construyó un eje sólido montado sobre otras dos llantas de carretilla. Estas tienen un disco de freno de motocicleta y un sistema de frenos llamado calipes de 50 dientes que lo hacen más seguro.

El vehículo fue diseñado para una persona de 1,7 metros de altura; y el motor fue diseñado para transportar a una persona de 80 kilos. Puede circular por las calles de La Paz y su constructor contó que una noche previa a la exposición circuló por  vías de Miraflores y la avenida Zavaleta que une ese barrio con la zona Sur. Al principio, el chasis fue hecho de gran tamaño pero Andrés Rocha cortó las piezas innecesarias,  lo que le permitió aligerar en gran medida el peso. “Ajusté todo al nuevo sistema de suspensión con un ángulo de 63 grados y lo ajusté a un sistema de suspensión delantera. El otro chasis pesaba, sin baterías ni piloto, alrededor de 173 kilos. Este vehículo optimizado, con el mismo material pesa alrededor de 65 kilos”, afirmó.

Este es un vehículo monoplaza eléctrico. No tiene asistencia híbrida al no contar con pedales de bicicleta. “Lo  bueno de éste es que se pueden adaptar otro motor y otras baterías para que tenga mayor autonomía, potencia y resistencia al ambiente de La Paz”, concluyó el estudiante.

El vehículo  eléctrico

  • Motor  El vehículo eléctrico tiene un motor de 48 voltios y 43 amperios de corriente. Dos baterías de 48 voltios le otorgan una autonomía de viaje de 20 a 30 minutos.
  • Capacidad El vehículo fue diseñado para una persona de 1,7 metros de altura y el motor fue diseñado para transportar a una persona de 80 kilos.
  • Eléctrico Es  un vehículo monoplaza eléctrico. No tiene asistencia híbrida al no contar con pedales de bicicleta. El motorizado pesa alrededor de 65 kilogramos.
61
2

Otras Noticias