¿Golpe de Estado o una manifestación popular?, el debate sobre caída de Evo

La renuncia de Evo Morales provocó una polarización en la región, particularmente en Argentina. La polémica gira en torno al fraude, a los errores de Morales y a la actuación de las FFAA y de la Policía.
domingo, 01 de diciembre de 2019 · 00:04

Página Siete / agencias 

La renuncia del expresidente del Estado Evo Morales y la crisis política  desatada luego de las últimas elecciones nacionales, encendió el debate en la región y en el mundo con diferentes puntos de vista de gobiernos e  intelectuales.

Argentina fue uno de los países donde las discusiones estuvieron a la orden del día entre quienes opinan que en Bolivia hubo un golpe de Estado y quienes consideran que se desató una revuelta popular democrática.

El 10 de noviembre, después de ocho horas de haber anunciado elecciones, Evo Morales renunció a su cargo de Presidente del Estado desde Chimoré, el trópico de Cochabamba.

 Uno de los primeros en pronunciarse al respecto a través de la red social Twitter fue el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández: “En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del Ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente Evo Morales, que había convocado a un nuevo proceso electoral”. Cristina Fernández, expresidenta y vice de Fernández complementó: “Lo de Bolivia se llama golpe de Estado”. 

 

El gobierno de Mauricio Macri señaló que no observaba  "elementos para definir como un golpe de Estado", según palabras del canciller, Jorge Faurie, ya que “las Fuerzas Armadas no han asumido el poder”.

Argentina fue uno de los países donde a través de los medios de prensa hubo un mayor debate sobre la crisis boliviana.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro afirmó  a través de su cuenta en Twitter que las denuncias de fraude en los comicios de Bolivia causaron la renuncia de Evo Morales. “La lección que nos queda es la necesidad, en nombre de la democracia y la transparencia, de un conteo de votos que puedan ser auditados. EL VOTO IMPRESO es una señal de claridad para Brasil”, dijo.

El presidente de Paraguay, Abdo Benitez, opinó que la renuncia de Morales contribuyó para que pueda haber un ambiente más adecuado para iniciar un diálogo en Bolivia y que se  salga por el camino democrático,

El precandidato a la interna del Partido Demócrata  de EEUU Bernie Sanders, como    el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, se pronunciaron en favor de Morales.

Rita Segato, antropóloga y académica descartó la existencia de un golpe de Estado contra Morales y anotó una serie de acontecimientos que le hicieron perder credibilidad y apoyo al expresidente, según reflejaron medios argentinos. Entre ellos los recientes incendios en la Chiquitania, donde en su criterio Evo se comportó como Jair Bolsonaro al no declarar catástrofe nacional.

  También detalló la construcción de la carretera por el Tipnis y el desconocimiento de los  los resultados del 21F.

 La Red de intelectuales y Artistas capítulo Argentina denunció la evidente inacción de los Gobiernos hermanos ante el desarrollo del golpe de Estado en Bolivia, contra la legitimidad del presidente Evo Morales.

 Fabián Harari, historiador, docente de la Universidad de Buenos Aires en un artículo para Infobae , opinó que no  hay golpe en Bolivia, como no lo hubo en Brasil, Ecuador, ni en Chile. “Evo Morales cae en un contexto de una insurrección popular. Las FFAA. se limitaron a negarse a continuar la represión que la policía ya no quería mantener. Evo no se convirtió en un Maduro porque no pudo, no porque no quiso. La COB (central obrera) le exigió la renuncia”, subrayó.

Ivonne Acuña, académica de la Universidad Iberoamericana, experta en sistema político y género, dijo que  la presión ejercida a partir de una supuesta “sugerencia” por parte del Ejército y la Policía, permiten hablar, técnicamente, de un “golpe atípico, ciertamente, toda vez que Evo, quien llama a esto un golpe de Estado cívico, político y policial, no fue sacado de su cargo por la fuerza, sino por la pérdida del apoyo de las fuerzas castrenses, apuntando a lo que se ha dado en llamar golpe blando”, apuntó.

 Rita Segato: Evo no es víctima de golpe

“En mi comprensión de los sucesos, Evo cayó por su propio peso. Él incurrió en acciones a lo largo del tiempo, y sobre todo más hacia el presente, que le causaron un quiebre de la credibilidad y luego un quiebre de la gobernabilidad. Para mí él no ha sido la víctima de un golpe, sino la víctima del descrédito general en el que se encontró a razón de varias de sus acciones: el incendio de la Chiquitania en la cual él se comporta de  forma muy similar a la que se comportó Bolsonaro”.

 F. Gonzales: “Se creía imprescindible”

El expresidente español (1982-1996)  consideró que si bien la gestión de Evo Morales fue un acierto en el ámbito económico , creyó que podía romper las reglas y perpetuarse. “Tuvo la tentación, como tantas veces en la historia, que como él era imprescindible, tenía que romper las reglas de juego de la Constitución y perpetuarse, y si eso fallaba... se para la contabilidad electoral y bueno... durante 24 horas no sabemos qué pasa, pero sabemos qué pasa después”, precisó.

Álvaro Vargas:  Iba al quinto golpe


Álvaro Vargas Llosa aseguró que Evo Morales pretendió dar su quinto golpe de Estado, según su columna en ABC de España. En 2009 es reelecto como si fuera su primera elección, en 2013 hace que el Tribunal Constitucional (TCP) interprete que no gobernó dos períodos consecutivos y vuelve a reelegirse en 2014. En 2016 pierde el referéndum, pero el TCP determina luego que tiene el derecho humano a ser reelecto. Por último, comete un fraude monumental.

 Líder laborista condena golpe


El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, a través de su cuenta de Twitter,  tachó de espantoso “ver a Evo  Morales forzado a abandonar el cargo después de haber traído tanto progreso social a Bolivia.
“Condeno este golpe de Estado contra el pueblo boliviano y apoyo con ellos la democracia, la justicia social y la independencia”, enfatizó el líder laborista que colabora en campañas en defensa de los derechos humanos.

 Sanders: El Ejército intervino 


El precandidato a la interna del Partido Demócrata de EEUU Bernie Sanders opinó que Morales “hizo un muy buen trabajo, aliviando la pobreza y dando a los indígenas de Bolivia una voz que no habían tenido antes. Podemos discutir sobre su intención de ir por un cuarto cargo presidencial y si fue una decisión sabia, pero al final del día fue el ejército el que intervino en el proceso, y cuando el ejército interviene, eso se llama, desde mi punto de vista, un golpe de Estado”.

 Lula da Silva: Evo cometió un error


Evo Morales que dimitió al cargo luego de protestas por las recientes elecciones nacionales   cometió un “error” al buscar un cuarto mandato, consideró  el amigo de Evo y exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en una entrevista al diario The Guardian.
“Mi amigo Evo cometió un error cuando buscó un cuarto mandato como presidente”, precisó Lula. Sin embargo, el político    denunció que “lo que hicieron con él fue un crimen” y “un golpe de Estado”

42
6
Cargando más noticias
Cargar mas noticias