Youtubers posan en Chernóbil en una moda peligrosa

miércoles, 12 de junio de 2019 · 00:04

Agencias /  Pripyat

Tras el éxito de la serie Chernobyl en HBO, varios jóvenes denominados youtubers e influencers han tomado la decisión de trasladarse a Pripyat en Ucrania, donde en 1986 se desató una de las peores catástrofes nucleares de la historia.

  Uno de ellos es el mexicano Luisito Comunica, quien  hace poco estuvo en Bolivia y que ahora no se resistió a ponerse un traje blanco para protegerse de la radiación y embarcarse en “una aventura más”, como le gusta llamarlas, según reporta el portal Infobae. “Chernóbil es tóxico, pero no tan tóxico como tu ex”, fue su comentario en  forma de broma con el que empezaron los ataques en su contra; horas después, lo borró, pero las fotos permanecieron.

Luisito comunica   en las instalaciones de la planta.

Y es que la serie de imágenes desde el lugar no fueron tomadas con gracia por sus millones de seguidores.

“Más respeto, no es la playa”;  “Pensé que serías un poco más serio”;  “No hagas que tomen ese lugar como una burla, merece respeto”, le escribieron muchos seguidores molestos.

  El youtuber   mexicano con un traje especial.

Otra de las personas que compartió fotografías en Instagram  es Ben Goldsborough y también recibió críticas. Como si fuera una modelo, Julia Baessler aparece en un parque modelando y en un columpio, según se puede observar en  Instagram.

Según la CNN fue el escenario del peor desastre nuclear del mundo, pero tres décadas después, Chernóbil se está convirtiendo en uno de los puntos turísticos más populares del planeta después de que HBO lanzara su popular serie de televisión. Durante los últimos años, un flujo constante de visitantes aventureros ha sido atraído al macabro espectáculo de la ciudad desierta.

   En un área   de la planta, Luisito comunica posa.

Situado cerca de la ciudad de Pripyat, a unos 110 kilómetros al norte de Kiev, Chernóbil es uno de los lugares más contaminados del mundo y sólo puede visitarse  con un guía autorizado.

Varias compañías de turismo ofrecen viajes guiados a la “zona de exclusión”, que cubre un área de más de 4.000 kilómetros cuadrados alrededor de la planta de energía nuclear.

“Hemos visto un aumento del 35% en las reservas”, dice Víctor Korol, director de SoloEast, una compañía de viajes que ha ofrecido viajes a partes de Chernóbil durante dos décadas.

Julia Baessler compartió su experiencia en Chernóbil.

“La mayoría de las personas dicen que decidieron reservar después de ver el programa. Es casi como si lo vieran y luego saltaran a un avión”, añade.

Aunque Chernóbil ha sido declarado seguro para visitar, Korol admite que muchos visitantes expresan preocupación por los niveles de radiación. 

“Es absolutamente seguro. El Gobierno nunca permitiría que los turistas vinieran si fuera de otra manera”, dice.

  Patricktaipei aparece en la sala de un hospital.

La explosión de la planta  causó directamente alrededor de 31 muertes, millones de personas estuvieron expuestas a niveles peligrosos de radiación.

Aunque la ONU predijo hasta 9.000 muertes relacionadas con cáncer en 2005, Greenpeace estimó posteriormente hasta 200 mil  muertes.

 La central atómica de Chernóbil, al explotar,  liberó material radiactivo por toda Rusia, Bielorrusia y Ucrania, y hasta llegó a Escandinavia y Europa del Este.

 


 

1
16
Cargando más noticias
Cargar mas noticias