Grandes marcas de moda, en el punto de mira en China por unas polémicas camisetas

martes, 13 de agosto de 2019 · 09:03

AFP/

La soberanía china en Hong Kong no es cuestión de broma, ni tan solo estampada en una camiseta. Tras los sectores del automóvil y del turismo, los gigantes del lujo Givenchy, Versace y Coach fueron objeto de críticas en China por unos productos que causaron irritación en el Gobierno de Pekín.

Con la crisis de Hong Kong copando titulares día tras día en la prensa China a raíz de las fuertes manifestaciones, las tres marcas tuvieron que disculparse por haber creado unas camisetas que daban a entender que Taiwán y Hong Kong no forman parte de China.

La marca italiana Versace se encontró en el punto de mira el domingo por una camiseta en la que aparece una lista de ciudades seguidas del nombre de su país, como "París-FRANCIA" y "Shanghái-CHINA".

Pero, lamentablemente, la mención "Hong Kong" estaba seguida de "HONG KONG", en mayúsculas, mientras que la excolonia británica había sido retrocedida a China en 1997. Y lo mismo para Macao, la excolonia portuguesa que fue devuelta a China dos años después.

Las marcas de lujo generan cada vez más parte de su volumen de negocio en China, pero esto no evitó que Versace fuera duramente atacada en las redes sociales, con llamados como "¡Versace fuera!" en Weibo, el "Twitter chino".

El lunes, la francesa Givenchy y la estadounidense Coach también fueron acusadas por afrentas parecidas: unas camisetas que daban a entender que Hong Kong, pero también Taiwán, serían territorios independientes, pese a que Pekín siga reivindicando su soberanía sobre esa segunda isla, gobernada de forma separada desde 1949.

"Profundo respeto"

Al disculparse, las tres marcas aseguraron que habían retirado de la venta los modelos incriminados.

"La casa Givenchy presenta excusas sinceras por este error, que no refleja su profundo respeto por el público chino", aseguró la marca francesa en un comunicado.

"Amamos a China y respetamos resueltamente su soberanía territorial nacional", dijo Versace el domingo en su cuenta de Weibo, donde fue blanco de críticas. Coach dijo que reconoce "la gravedad de este error" y lo lamenta "profundamente".

Pero este incidente dejó a los grandes nombres de la moda sin sus "embajadores" en el mercado chino.

La actriz Yang Mi anunció que terminaba su colaboración con Versace, señalando que el grupo italiano era "sospechoso de atentar contra la soberanía nacional de nuestro país".

Por su parte, la modelo Liu Wen tomó una decisión similar respecto a Coach, explicando en su cuenta de Weibo que "¡la soberanía nacional y la integridad territorial de China son en todo momento sagradas e inviolables!". "Me gusta mi patria y defiendo decididamente la soberanía nacional de China", escribió.

Por último, el cantante Jackson Yee, del grupo masculino TFBoys, quemó puentes con Givenchy.

Anteriormente, otros sectores, como el de la aviación, la hotelería o el del automóvil, ya se vieron implicados en polémicas a causa del fervor nacionalista de China.

En una muestra de la influencia de la segunda economía del mundo, las aerolíneas mundiales obedecieron el año pasado a un ultimátum de Pekín y dejaron de presentar a Taiwán en sus portales como un país independiente. Todo el que busque un vuelo para Taipéi debe hacerlo en la rúbrica "China".

Antes de eso, Mercedes tuvo que disculparse por haberse atrevido a utilizar una cita del dalái lama en uno de sus anuncios publicitarios. El líder espiritual tibetano es una de las bestias negras del régimen comunista, que le acusa de reclamar la independencia del "techo del mundo".

"Somos conscientes de haber herido los sentimientos del pueblo" chino, tuvo que declarar el fabricante alemán, que tiene su primer mercado mundial en China.

 

 

 

10
29
Cargando más noticias
Cargar mas noticias