Vistiendo Memorias muestra la identidad de los trajes indígenas

Más de 80 indumentarias de distintas épocas y pueblos originarios se reúnen en una exposición que presenta el Museo de Etnografía y Folklore de La Paz.
martes, 10 de septiembre de 2019 · 00:04

Yolanda Salazar, EFE  /La Paz 

Trajes con fibras de llama o de corteza de árbol, para invocar espíritus o vestir a “guerreros solares”, forman parte de una exposición que invita a recorrer las diferentes regiones de Bolivia para conocer la diversidad de colores, diseños y materiales que emplean los pueblos indígenas del país en su vestimenta.

Desde faldas largas que utilizan las mujeres en el altiplano boliviano conocidas como “urkhus”, hasta túnicas hechas de fibras de un árbol que usan distintos pueblos indígenas en el oriente del país, se exponen en el Museo de Etnografía y Folklore (Musef) en La Paz por un año.

La muestra se denomina “Vistiendo Memorias” y expone alrededor de ochenta indumentarias de distintas épocas y pueblos indígenas, para comprender la importancia de la ropa y la identidad.

El jefe de investigación del Musef, Juan Villanueva, explicó que el objetivo de la exposición es conocer “cómo la vestimenta se articula con el cuerpo y el espacio para expresar identidad”.

Es así que se muestran trajes que son utilizados todos los días y otros que se usan en acontecimientos especiales como una festividad o un acto fúnebre.

Por ejemplo en la localidad de Cacachaca, en el departamento andino de Oruro, los indígenas realizan una danza ritual llamada “Jira Mayku” que se baila en la época de Carnaval para “invocar a los espíritus de los muertos” para que traigan consigo la lluvia que ayude a la agricultura, contó Villanueva.

Los hombres utilizan una especie de pantalones anchos hechos de piel de chivo u otro animal, unas chaquetas ricas en bordados y unos gorros llenos de cintas de colores que tapan la cara. También en la región amazónica del Beni danzan los “macheteros” o “guerreros solares” que visten el “yususe”, un tocado de plumas en forma de rayos de sol, una larga túnica blanca, unos cascabeles en los pies y un machete en la mano.

En la exposición se muestra una diversidad de ponchos o “unkus”, que caracterizan a distintos pueblos del altiplano no solo por el uso de materiales que emplean distintas fibras de camélidos, sino también por los colores y diseños utilizados.

Las tonalidades de los “unkus” varían, aunque la mayoría son cafés, negros o rojos, y cuentan con unos bordados que muestran animales de la región u otros diseños que caracterizan a cada población, que únicamente utilizan los hombres. De la misma forma, las mujeres usan unas faldas largas gruesas hechas de fibra de llama, vicuña o alpaca, que en algunas regiones cuentan con bordados que distinguen a la población que pertenece.

Algunas de las vestimentas de mujeres que están en exposición pertenecen a las comunidades de Charazani y Pacajes, en el departamento de La Paz, o de Chayanta en Potosí, entre otras.

 En  Raqaypampa, en Cochabamba, las mujeres visten una pollera, una falda plisada, y una blusa, mientras que los hombres llevan una especie de chaleco y un pantalón oscuro que abunda en complejos bordados llenos de colores.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

3
3

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias