Recta final de infarto

Las últimas tres encuestas anticipan la segunda vuelta entre el binomio del MAS y de CC.
domingo, 13 de octubre de 2019 · 00:03

Alcides Flores M.  / La Paz

El despegue de Chi, la caída de Ortiz y el inminente empate técnico en el balotaje con Evo Morales  y Carlos Mesa como contendientes –según las últimas encuestas– han puesto la recta final de la campaña electoral al rojo vivo, que tienen como telón de fondo un final imprevisible en las elecciones generales del próximo domingo. En ese escenario, los candidatos juegan sus últimas cartas para cautivar a los indecisos, que –confían ellos– pueden hacer variar los mapas dibujados por las encuestas.

La sorpresa de la semana fue el ascenso sorpresivo del candidato del PDC, Chi Hyun Chung, según  las últimas tres encuestas de intención de voto. Esta fotografía en los sondeos desencajó el rostro del candidato de Bolivia Dice No (BDN), Óscar Ortiz, cuyo frente político aceptó que sufrió un bajón. El rostro de Ortiz el día del cabildo en La Paz lo decía todo.

Es que fueron días negros para BDN, que tuvieron como “broche de oro” la “traición” de dos asambleístas departamentales y dos concejalas de ese frente político en Cochabamba, que pidieron apoyar al candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, en las próximas elecciones, porque tiene las “mayores posibilidades” de hacer frente al binomio inconstitucional  Morales-García Linera.

No son los únicos que  dieron la espalda a Ortiz. Al menos seis diputados y senadores fueron también parte del desbande, lo que hace presagiar un final sombrío para el candidato cruceño, que no había dejado de subir en la intención de voto, hasta que el coreano-boliviano Chi emergió de la nada hace tan sólo dos meses. 

Chi entró al escenario político pateando puertas. Sus declaraciones homofóbicas y machistas incendiaron las redes sociales, la mayoría con opiniones de condena. Así, su estreno en el mundo político con sus “improperios” hacía pensar que el país presenciaba el nacimiento de un muerto. Pero las encuestas se encargaron de anticipar que el PDC está dentro de la franja de seguridad. Chi llegó también para presagiar la defunción de cinco frentes políticos: el MTS, MNR, UCS, Pan-Bol y FPV.

¿Y Carlos Mesa? Bueno, las encuestas le dieron razones para envalentonarse. “No hay dos, tres, cuatro, cinco, seis opciones en la oposición. La única opción es Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa”, dijo hace unos días, y mandó un guiño a Ortiz, quien le respondió con desaire.

Las tres últimas encuestas vaticinan la segunda vuelta, y a diferencia de las anteriores (que  daban a Mesa una buena ventaja sobre Morales), anticipan en esa instancia un “empate técnico”, como diría Álvaro García Linera –que inventó  esa frase para deslegitimar la victoria del No en el referendo del 21F–. Sin embargo, para Mesa la clave es llegar a la segunda vuelta, porque nadie le quita de la cabeza que esa fiesta está preparada para él.

Y la vereda del otro lado mostró esta semana a un Evo Morales ostentoso. Abrió las puertas de su lujoso avión –de uso diario– a periodistas para concederles entrevistas. Allí recibió a comunicadores de Deutsche Welle, de ATB y de la Red Uno. “Es mi última gestión, quiero decirle de manera muy sincera”, le respondió al periodista del canal de televisión alemán, cuando le preguntó si este sería su último periodo. El periodista le hizo esa pregunta porque Evo Morales demostró en dos ocasiones que la palabra empeñada no tiene valor para él.

“¿Cómo se evita la confrontación?, evidentemente, respetando los resultados de las elecciones nacionales”, afirmó en la entrevista con la presentadora Susana Bejarano, en el avión presidencial. 

Serán “mis últimos cinco años”,  respondió al periodista de la Red Uno, que le hizo la entrevista en el Palacio de Evo. Previamente, el periodista también paseó en el avión presidencial.

“¿Por qué no respetó los resultados del 21F?”. Esta pregunta persigue el Presidente desde que el cuestionado Tribunal Constitucional Plurinacional le dijo que puede candidatear las veces que quiera. Los del Gobierno acuñaron  una respuesta que incluso Evo la  repite cada vez que surge la misma pregunta: “El 21F pidió cambiar la Constitución y la Constitución no fue cambiada”.

¿Y los otros partidos políticos? Ninguno pasa del 2% de la intención de voto y el silencio marca sus jornadas, mientras que los otros cuatro frentes políticos han sufrido un remezón desde la emergencia de Chi.

 En la recta final, el MAS juega sus principales cartas: la prebenda no sólo en el país, sino en el exterior, y el uso de los medios estatales para mostrar su “gestión de gobierno”.

CC se disputa con el MAS el uso de los espacios públicos y BDN y PDC se vuelcan a las calles motivados por una final abierta no apta para cardiacos.

24
1