Decisión 2019

Estrategia es…

La columna semanal de Adalid Contreras Baspineiro
martes, 13 de agosto de 2019 · 17:23

En proceso electoral, todos nos convertimos en (o nos creemos)estrategas. La palabra estrategia se pone de moda con un multiuso de tan diversos significados, que acaba desenraizándose de su sentido etimológico, el strategos griegoo el arte de dirigir, que es distinto, aunque complementario de la táctica (taktikos) que significa orden, acciones, formas, ritmos y modalidades; y distinto y complementario también de campaña (campagna) que se refiere al campo donde se desarrollan las batallas.

En su sentido pragmático, estrategia, como dice Rafael Alberto Pérez, es la dimensión que articula fines con operaciones, siguiendo procedimientos que organizan en planes las acciones. Su naturaleza está relacionada con la previsión y la organización. Comparando con la construcción de una carretera, la estrategia no es el asfalto ni las señalizaciones, sino la concepción y el diseño del camino que se hace tomando en cuenta un punto de llegada y otro de partida, así como lascondiciones atmosféricas y geológicas que determinan una forma particular de construcción duradera y de circulación, después de haber considerado varias alternativas.

En palabras del consultor político Jaime Durán Barba, la estrategia es un diseño general que da sentido a todo lo que se hace, se deja de hacer, se dice o se deja de decir en toda la campaña.Y así es. Por eso toda estrategia se asienta en investigaciones que permiten un conocimiento apropiado de la realidad, y se vale de sistemas de planificación para construir adecuadamentealternativas en el corto, mediano y largo plazocon intervenciones unas veces ofensivas y otras defensivas, dependiendo de las condiciones del contexto, de la competencia y de las capacidades internas. Toda estrategia tiene un sentido previsor, considerando los escenarios donde se definen las metas que se deben alcanzar y que al mismo tiempo operan como las guías para la organización de las acciones con visión anticipatoria a los acontecimientos posibles, aprovechando adecuadamente las oportunidades en contextos complejos y confrontativos. La investigación-planificación es un proceso permanente.

En las estrategias de comunicación predomina el enfoque que las define como la articulación de métodos, procedimientos y planes para alcanzar objetivos de comunicación, entendidos éstos como la modelación de conductas, o como la creaciónde ambiente favorable para la persuasión.Al calor de esta corriente, la comunicación política ha estado dominada por el marketing electoral que vía campañas de difusión propone captar votos y adhesiones posicionando promesas e imágenes.Y la noción de estrategia se relaciona con una comprensión del strategos como el mando del general en la guerra, por lo que, con un enfoque militar y managerial,estrategar vendría a ser atacar, defender y conquistar.

Otro enfoque, cada vez más compartido en las estrategias de comunicación, por la contundencia que tienen los procesos participativos, considera la estrategia como la articulación entre objetivos de comunicación con la construcción de sentidos por sujetos individuales y colectivos,buscandodinamizar prácticas sociales transformadoras en camino a futuros (in)imaginados. Desde esta perspectiva, estrategar es entablar confrontacionesdiscursivas basadas en la ventaja comparativa, la maniobra, el juego, la innovación, el conocimiento, diálogo, debate y, sobre todo, la participación ciudadana.

Una estrategia de comunicación política busca conducir los imaginarios y discursos sociales marcando agenda. Un ejemplo reciente en nuestro país es el manejo de la encuesta CIES Mori que, a pesar de sus imprecisiones, se convirtió en el elemento ordenador del arranque de la campaña electoral, llevando a vaticinar ganadores y perdedores a partir de sus datos y tendencias. En el fondo, la estrategia política busca fortalecer identidades, o desenraizar y descalificarseguridades, imagen y discurso de los contrarios, así como generar empatías con los indecisos, disputandotriunfalmente posiciones ideológicas por la cotidianeidad, la identificación ciudadana y el poder y la hegemonía.

Académico boliviano radicado en Quito, especialista en estrategias de comunicación

10
1