Gobierno de Arce retoma la construcción del Estado Plurinacional basado en 2 ejes

Después del interregno entre 2019 y 2020, el Órgano Ejecutivo reencamina su edificación sobre la base de generar oportunidades en varios ámbitos y “profundizar la ideología” en sectores que respaldan el proceso.
viernes, 22 de enero de 2021 · 05:26

Yolanda Mamani Cayo   / La Paz 

Después del interregno de un año, de noviembre de 2019 a noviembre de 2020, el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), ahora liderado por el presidente Luis Arce Catacora, retoma la construcción del Estado Plurinacional basado en dos ejes: generar oportunidades en varios ámbitos  y “profundizar la ideología” en sectores sociales que apoyan el denominado proceso de cambio.

Ese paréntesis  –tiempo en el que  Jeanine Añez estuvo en el poder , en un  escenario de crisis política agravado por  la pandemia- dividió en dos etapas el denominado proceso de cambio y en consecuencia ocurrió lo propio con la  construcción del Estado Plurinacional, edificación que retomó el Ejecutivo capitaneado por Arce.   

“El Estado Plurinacional todavía es algo que se está construyendo. Es un momento de transición entre la vieja estatalidad y la nueva, marcada por el proceso constituyente y la nueva Constitución Política del Estado”, explicó a Página Siete el legislador supraestatal y presidente del Parlamento Andino Adolfo Mendoza.

La Constitución Política del Estado, puesta en vigencia en 2009, establece que Bolivia se constituye como un “Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario”. El 2010 se instituyó, vía decreto supremo, que cada 22 de enero se conmemore el Día de la Fundación del Estado Plurinacional. 

Desde el MAS se indica que durante la primera etapa se establecieron las bases de la construcción del Estado Plurinacional, y que al actual Gobierno retoma la edificación sobre la base de dos ejes, indicó a este rotativo Jorge Silva, exlegislador y viceministro de Defensa del Consumidor. 

La Constitución,  donde se establece el Estado Plurinacional, entró en vigencia en 2009.
Foto:Archivo

Los ejes son: 1) generar oportunidades en torno a la salud, la economía y hasta la política, y 2) profundizar la ideología en los segmentos sociales que apoyan el proceso y la construcción del Estado Plurinacional. 

“La oportunidad. Esta es una segunda etapa del proceso de cambio, de la construcción del Estado Plurinacional, que se va a caracterizar por la oportunidad que va a tener el país no solamente para ser inclusivo,  sino un país que genere oportunidades para los jóvenes, para las mujeres, para la educación, para la salud, para la economía, para la política, que va a ser el principio que va a regir la gestión pública de los próximos cinco años”, explicó Silva.

El otro pilar es profundizar la difusión de principios ideológicos de la construcción del Estado Plurinacional hacia sectores base del partido azul y sectores que apoyan la edificación de ese proyecto estatal. 

“Se tiene que profundizar la ideología en los segmentos sociales que apoyan el proceso y la construcción del Estado Plurinacional, porque un país sin ideología, sin visión no va a poder lograr los objetivos que nos hemos propuesto, que ha sido una de las falencias en la primera etapa de la construcción del Estado Plurinacional”, indicó Silva.  

La autoridad agregó: “Se ha desideologizado a la población que apoyó el 2005 la propuesta y el proyecto político, la constituyente, etc. Y de alguna manera ha habido un cierto relajo,  que ha sido más crónico con el golpe que sufrió el país”. 

Silva subrayó  que este proceso se consolidará únicamente si el MAS sigue en el poder,  ya que, según su criterio, es el único partido que se identifica con la inclusión de la esencia indígena, “con la wiphala, la pollera y las abarcas”. 

El viceministro sostuvo  que el resto de las organizaciones políticas tiene como objetivo el regreso  al Estado que precedió  al Estado Plurinacional. “Si no es el MAS, ninguna otra fuerza política va a querer siquiera poner en su proyecto político la construcción del Estado Plurinacional”, manifestó Silva. 

Mendoza explicó que “se está retomando las bases del proceso constituyente, para continuar con las bases de la construcción de la nueva estatalidad, la estatalidad del Estado Plurinacional”.

En ese marco, indicó que Arce retoma seis ejes fundamentales instaurados desde el proceso constituyente, que giran en torno a: 1) las bases principales del Estado, 2) los derechos, 3) la estructura del Estado, 4) la organización territorial del Estado, 5) la economía plural y 6) los recursos naturales. 

Consultado sobre cuál de  esos seis ejes  es el prioritario del presidente  Arce, Mendoza puntualizó: “La prioridad es la atención a la crisis múltiple a partir de los seis ejes. No es posible continuar con la construcción del Estado Plurinacional y encarar la crisis múltiple si es que no atienden en paralelo los seis ejes, que forman parte del proceso constituyente, pero, en términos muy concretos, estos seis ejes tienen que responder a las alternativas novedosas de salir de la crisis múltiple. Se trata de la generación de nueva institucionalidad que nos permita profundizar lo avanzado en 14 años y al mismo tiempo no quedarse con lo avanzado en los 14 años y profundizar la construcción del Estado Plurinacional”.

Sin embargo, los cinco años de mandato de Arce no serán suficientes para construir la plurinacionalidad estatal en Bolivia. Mendoza estima que este proceso se extenderá hasta finales de esta década. 

“Es necesario ver el propio gobierno de Luis Arce Catacora como parte de esta transición de la vieja estatalidad hacia la nueva estatalidad plurinacional”, mencionó. 

El exministro de Gobierno  Hugo Moldiz  explicó  que la edificación del Estado Plurinacional entró en una especie de paréntesis durante el gobierno de  Añez, que –dijo- buscaba revertir el proceso. 

“La construcción del Estado Plurinacional tiene un año de paréntesis con el golpe de Estado, con la instalación de un gobierno de facto que tenía la aspiración, junto con políticos de corte conservador, de revertir el proceso de construcción, tenían la aspiración de volver a lo que le llamo una caricatura republicana con un Estado aparente tanto política como geográficamente”, sostuvo Moldiz.  

El exministro indicó que desde el triunfo del MAS en las elecciones del 18 de octubre de 2020, queda la gran pregunta de “cómo se recuperará el proceso de cambio como tal”.  “Una cosa es haber recuperado el gobierno y otra cosa es recuperar el proceso y la segunda pregunta: ¿si se recupera el proceso qué se va hacer desde el gobierno y desde los movimientos sociales para continuar construyendo el Estado Plurinacional?”, expresó.    

 Moldiz agregó que a partir de esa nueva fase el MAS entra en un escenario diferente con tres actores distintos: Luis Arce a cargo del Estado, Evo Morales como líder político del partido azul y los movimientos sociales, que deben superar “muchos impases, ruidos, problemas internos”. La articulación de estos tres factores, aseguró Moldiz, será fundamental para retomar el camino del proceso de cambio y seguir avanzando en la construcción del Estado Plurinacional.

“En síntesis, la construcción del Estado Plurinacional va a depender mucho cómo los factores políticos, sociales y gubernamentales son capaces de articularse de  manera distinta a la del pasado, en la que se pueda hacer revolución desde arriba y desde abajo, creo que ese es el gran desafío para el Estado Plurinacional”, aseguró  Moldiz.
 

Marcelo Arequipa, analista: “En Bolivia ya existe el sujeto plurinacional”

Entiendo al Estado Plurinacional como la suma de la diversidad en muchos sentidos,  no solamente la diversidad social, cultural, incluso hasta diversidad económica. 

Por ejemplo, una persona que le va muy bien en el comercio, tiene a sus hijos en universidades privadas para acceder a una buena educación y es ahí donde se combina identidades culturales, raíces indígenas con condiciones de clase social, con formación educativa. 

Entiendo esto como la suma de la diversidad, aunque no es el escenario perfecto, pero creo que generacionalmente tenemos una buena base de personas que tienen estos rasgos y que son sujeto plurinacional.

El trabajo que hizo Luis Arce al poner en su gabinete a gente que creo que se radiografía mejor con el sujeto plurinacional,  con buena formación profesional y al mismo tiempo son personas que tienen una raíz identitaria muy fuerte. Es un buen momento para mostrar que en la gestión pública está inmersa el sujeto plurinacional. 

Esto ya es un patrimonio de todos los bolivianos y pensar en volver a la república creo que no es algo que ni siquiera se plantean los políticos opositores al Movimiento Al Socialismo. Creo que la idea es apropiarnos todos de este proyecto político de Estado y no es un proyecto de gobierno.

María Teresa Zegada, analista:  “Arce tiene a su favor la correlación de fuerzas”


 
En los 10 años del gobierno del MAS –desde la nueva Constitución Política del Estado- se avanzó muy poco y ahora hay la expectativa que en esta nueva versión del MAS se retome la idea del Estado Plurinacional en su origen, como fue con la aprobación de la Constitución y que el nuevo gobierno avance.

Esa expectativa está dada sobre todo por la presencia de David Choquehuanca en la Vicepresidencia, pero no solo la aplicación de un Estado Plurinacional, sino también las posibilidades de un gobierno están dadas por la correlación de fuerzas políticas.

El gobierno de Arce tiene a su favor la correlación de fuerzas con los actores externos porque no hay una oposición capaz de hacerle frente. El hecho de que haya obtenido una mayoría absoluta, le da absoluta autoridad para retomar todos los proyectos convenientes. 

Pero hasta ahora no hemos escuchado señales claras del gobierno respecto a cómo seguirá implementando el proceso del Estado Plurinacional. Entendemos que la razón es la crisis económica y de salud que tiene que atender. Probablemente éste sea un tema que lo vayan a asumir más adelante. Pero aparte de discursos, no se ha percibido señales claras de avanzar hacia la consolidación del Estado Plurinacional, que es una asignatura pendiente.

  Carlos Cordero, analista: “Arce le dará al Estado Plurinacional un segundo aliento”

Yo creo que a partir de la victoria de Luis Arce, el Estado Plurinacional va a recibir una especie de segundo aliento para tender a su consolidación. Había la posibilidad en su momento de reorientar algunos aspectos del Estado, pero con la victoria del MAS lo que se ha hecho es continuar en la misma dirección.

A pesar de los problemas, de las críticas de la oposición por el tema de la pandemia, de la economía, el Estado Plurinacional con la idea de una inclusión social de la base étnica, yo creo que se ha reforzado. También se ha reforzado con la presencia de David Choquehuanca.

Los temas como la pandemia, la vacuna, la reforma a la justicia son pequeñas acciones que no van a cambiar al Estado Plurinacional, que es la inclusión social, la redistribución de la economía y un Estado fuerte.

Pero mientras más fuerte es el Estado, más débil son los derechos de los ciudadanos, hay menos derechos y libertades ciudadanas. ¿Dónde quedan los derechos de las minorías? 

La decisión de la mayoría en octubre de 2020 fue más Estado Plurinacional y la tendencia está hacia su profundización y fortalecimiento. 

Es un Estado fuerte porque controla la economía, la justicia, controla a las Fuerzas Armadas y la Policía. Ese es un Estado fuerte.

 

Andrés Gómez, analista: “El Estado Plurinacional es una ficción”

El Estado Plurinacional es una ficción, es un concepto vacuo, vacío, porque hasta ahora no se ha materializado. Es un concepto propagandístico. La realidad ha demostrado eso y además no tiene rumbo. No creo que el presidente Luis Arce le dé un rumbo diferente al que le dio el gobierno de Evo Morales.

El Estado nación tiene que ser la convivencia de las diferentes naciones de un Estado. El Estado es el ente que hace cumplir por la fuerza todas las órdenes de convivencia, en caso de que sea necesario.

El Estado Plurinacional tendría que entenderse como la autonomía de las diferentes naciones que existen en Bolivia, estamos hablando de un poder territorial para esas naciones y que esas naciones puedan desarrollar sus derechos y obligaciones de manera íntegra, pero la realidad nos está mostrando que hay una hegemonía de una nación (si vamos a hablar en esos términos),  hegemonía de la nación quechua porque hay más gente, se expande más y de los aymaras.

Por ejemplo, en un reportaje de los chimanes, leí cómo los colonizadores han invadido su territorio y los han arrinconado y el Estado Plurinacional no ha hecho nada para proteger los derechos de esa nación respecto a los aymaras y otros pueblos que se han asentado en sus tierras.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

15
57