Carlos Toranzo Roca

Herbert, te extrañamos

viernes, 14 de febrero de 2020 · 00:10

 Querido Herbert, te fuiste sin previo aviso, lo hiciste en un día en que se celebra la amistad, el 14 de febrero,  eso no fue justo. No sé qué fue más grande, la rabia o el sufrimiento por tu adiós. Teníamos tantas cosas en el tintero que no se podrán cumplir; después de la sorpresa nos inundó la tristeza, varios meses no aceptábamos tu partida, pero cuando llegó el cambio de gobierno, otra vez, nos dio rabia que no estés presente para mirar, para palpar eso que tantos años deseabas y que conforme pasaba el tiempo parecía más difícil. 

Muchas veces dijimos que aunque los caudillos se crean eternos e insustituibles, sin embargo, son tan mortales como todos nosotros; el incienzo de sus obsecuentes no basta para mantenerlos en el poder. En política nadie, pero nadie, es insustituible y tampoco lo era él. Tú no viste, aunque los chismes siempre llegan ahí arriba, el que parecía el futuro dictador hizo un fraude monumental para ganar las elecciones del 20 de octubre de 2019, tan grande que pareciera que en realidad quien ganó las elecciones fue Carlos Mesa. Tú protestabas contra éste porque te parecía muy tibio, muy tímido en sus críticas contra el gobierno y el autoritarismo del jefazo, pero, quizás esa posición le sirvió para que la gente haga un voto útil para enfrentar Morales, pues sólo Mesa tenía opciones de pelear contra la máquina del MAS. 

Es que, como siempre, el ciudadano tiene lucidez para evitar dictaduras, por eso votó en favor de Mesa, no porque crea en éste ni en Comunidad Ciudadana, sino que lo hizo como forma de expresión de su repudio a Morales.

De tanto en tanto nos vemos con la comadre Gisela, sigue dolida y sufrida por tu partida. Normalmente la vemos en compañía de nuestros hijos y nietos, ella los mima con el postre que les gusta a los nietos -el pie de frutilla del Pigalle-. Mi nieto Sebastián me dice que hay que pedir una foto tuya a la comadre para sacarla en el Día de Muertos, para que así no te olvidemos; por su lado, Luciana le dice a su mami que siempre hay que invitar a Gisela para que no se sienta sola. 

A inicios de enero juntamos en casa a algunos amigos para recibir el nuevo año y para brindar por la democracia. El Toto - extraño en él- pidió una cerveza, me guiñó un ojo y me dijo al oído que brindaba por ti. Con nuestro grupo de ancianos hemos tenido un almuerzo en diciembre, es la primera vez que no estuviste, pero debes enterarte que todos hablamos de ti, recordamos algunas de tus anécdotas y travesuras, que han sido muchas en la vida. 

Nadie tomó amaretto con jugo de naranja, pues solamente tú lo hacías. En diciembre llegó para Navidad mi hijo Ricardo, creo que hace 10 años lo hace, pero me dijo que es la primera vez que no te podía ver y, claro, eso le dio mucha tristeza, la misma que la compartimos entre todos nosotros.

 Ah, me encontré con Robert Brockmann, me contó que ante tu ausencia él se sumó a tu grupo de los fotógrafos; hablando de fotografías, me reprochó no haber aceptado una de las fotos que querías darme para una de las paredes de mi sala; tú mismo escogiste el lugar dónde ponerla.  Pero, con Martha nos consolamos al ver en la sala las fotos que nos sacaste en nuestro matrimonio hace un par de años.

No te creas que la renuncia de Morales fue tranquila, no lo fue, es que luego del fraude se levantó la ciudadanía en todo el país. Lo más sorprendente es que a la cabeza de  las movilizaciones estaban los jóvenes, los adolescentes, todos con una carga ética, pidiendo respeto a su voto; al inicio pedían segunda vuelta, después marchaban por la renuncia de Morales; cada joven se movilizaba con su chica, luego con sus padres y amigos. 

Las marchas o cabildos estuvieron conectadas con el uso de las nuevas tecnologías, los jóvenes decían que se hace política con Facebook, con WhatsApp, con Instagram y usando drones. Con certeza tu habrías salido con tu propio dron a orientar a la gente para saber por dónde venían las huestes masistas o los maleantes pagados por el MAS  que querían atacar a los jóvenes.

Querido Herbert recuerdo con inmenso cariño nuestros encuentros y cafés mensuales o quincenales, tus ahijados David y Gabriela mantienen el cariño por ti, otro tanto pasa con Ricardo y mis nietos. Martha y yo no precisamos la llegada de Todos Santos para recordarte con cariño. Es que a los hermanos se los recuerda en todo momento. Te abrazo muy fuerte.

 

Carlos Toranzo Roca es economista.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

166
12

Otras Noticias