Elizabeth Salguero Carrillo

Poder y violencia hacia las mujeres

jueves, 27 de agosto de 2020 · 00:09

Estamos viviendo momentos muy difíciles y polarizados a raíz de los conflictos políticos, sociales, económicos y culturales que se profundizaron a fines del año pasado con la convulsión política y la salida forzada del expresidente Evo Morales. A eso se suma la pandemia del Covid -19. En este contexto, entre varios de los delitos por los que se acusa al expresidente Morales, los más graves, sin duda, son el supuesto estupro, abuso de menores y la trata de personas, que han alcanzado la atención internacional.  En ese sentido, además de ser un personaje icónico que está en la mira, es fundamental que se siga el proceso penal correspondiente, que se investiguen y aclaren todas las denuncias, si corresponde se vaya a juicio y se dicte sentencia.

 Si bien la problemática de la violencia hacia mujeres y niñas últimamente se ha visibilizado y utilizado políticamente a raíz de estas denuncias, cabe aclarar que el machismo es una pandemia que viene ocurriendo en el país hace años en todos los ámbitos y niveles.  Es momento de ser tomada muy en serio por toda la sociedad y, de cara a las próximas elecciones, se debe exigir a l@s candidat@s que expongan qué van a hacer al respecto, cómo plantean desterrar la violencia patriarcal.

Las cifras son escandalosas, según la Felcv se registraron, hasta el mes pasado, 481 denuncias por delitos sexuales, 169 casos de abuso sexual, 108 violaciones a infantes, niñas, niños y adolescentes, 94 violaciones a mayores de edad y 72 casos de estupro, que se perpetraron durante el aislamiento preventivo, poniendo a las víctimas al alcance de los depredadores sexuales, que en su mayoría eran familiares.

Hasta ayer se registraron 83 feminicidios y 40 infanticidios a nivel nacional y de las 3.414 denuncias presentadas y 15.111 llamadas registrada ante la Policía, la violencia intrafamiliar representa un 84%, mientras que los delitos sexuales llegan al 14%.

El Censo Nacional de 2012 identificó 1.750 niñas de entre siete y 15 años de edad que eran esposas, concubinas o convivientes. En los últimos cinco años en el país, 19.938 niñas menores de 14 años han quedado embarazadas fruto de la violencia sexual. Cada día ocho niñas quedan embarazadas y son víctimas de violencia sexual, señaló la representante del Unfpa, Celia Taborga.

La Fiscalía General del Estado informó que en Bolivia se registran 168 casos de trata y tráfico de personas y delitos conexos. Los datos corresponden al periodo comprendido entre el 1 de enero y el 29 de julio del presente año. De los cuales, 32 corresponden a trata de personas, 33 a proxenetismo, dos a tráfico de personas, una a violencia sexual comercial. El año pasado se registraron 882 casos de trata y tráfico de personas, que incluyen niñ@s y menores de edad.

Es importante recordar que la mayoría de los casos de trata de personas es con fines de explotación sexual. De esa manera, cientos de niñas y adolescentes son llevadas a prostíbulos, en los cuales son demandadas por los “clientes”. Me pregunto cuántos hombres de todas la clases y colores son cómplices de estos delitos, siendo “consumidores”.

Varios políticos han sido denunciados por trata y tráfico, violaciones, estupro y hasta de ser propietarios de bares y lenocinios. Los mismos trataron de hacer aprobar una ley para reglamentar la prostitución y el proxenetismo en función de sus negocios.

Por último, un tema que también perteneciente a la doble moral y al machismo de varios políticos son las vidas paralelas o las amantes que a lo largo de la historia han sido normalizadas y aceptadas como un rasgo de hombría. Citando a Juan José Toro en su artículo de Amantes y Presidentes, expresa: “Bolivia no es la excepción… el machismo y la misoginia que imperan en nuestra sociedad dieron lugar a que varios presidentes aprovecharan su poder para tener acceso a muchas mujeres, algunas incluso casadas”.


 Elizabeth Salguero C. es comunicadora social.
apuwara@yahoo.com

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

22
37

Otras Noticias