Jimena Costa

Encuesta, renuncia, tendencias

domingo, 20 de septiembre de 2020 · 00:10

Esta semana fue muy intensa. Por una parte, la esperada encuesta de Tu voto cuenta y, por la otra, la renuncia de la Presidenta a su candidatura. Son dos hechos que mueven las piezas en el tablero, aunque algunas tendencias no cambian.

La importancia de la encuesta Tu voto cuenta es mayor, dado que hace varios años las encuestas perdieron credibilidad, especialmente cuando sus resultados eran certeros con procesos fraudulentos y porque generalmente -siempre hay excepciones- eran contratadas por empresas muy cercanas al gobierno del MAS. Sin embargo, quedó claro desde la elección de 2019 que la iniciativa de la Fundación Jubileo y la Universidad Mayor de San Andrés, a través de la carrera de Ciencia Política y Gestión Pública, junto a otras 25 instituciones serias e independientes, no tiene vinculación con ninguna organización política,  se concentra en la calidad técnica. 

Tiene alrededor de 15.000 boletas, razón por la cual llega a rincones del país, lo que muestras pequeñas no pueden,  y tiene como único interés el contribuir al fortalecimiento de la democracia. Por eso creo que mucha gente esperaba esta encuesta para conocer la situación real de los candidatos o para decidir su voto.

Qué nos dice esta primera encuesta: El MAS está entre 28 y 30% de los votos y sigue en primer lugar; CC está entre 18 y 20% y sigue en segundo lugar; Creemos llegó al tercer lugar por el peso del padrón cruceño, pero en seis de nueve departamentos tiene un promedio de 2,3%; Juntos estaba en cuarto lugar con tendencia a la baja. Las otras cuatro candidaturas, al parecer, serán responsables de la pérdida de personería jurídica de los partidos que les prestaron o alquilaron sigla, y no tienen opción de tener bancada. Además, muestra que los candidatos con mayor rechazo son Luis Arce y Jeanine Añez. 

El MAS no gana en primera vuelta ni con Evo Morales de candidato -por eso hicieron fraude- y menos con Arce, pero existe un 30% de voto duro y fiel que votaría por el MAS aunque Voldemort fuera el candidato. CC crece poco, pero tiene más oportunidades de beneficiarse con el voto de los indecisos porque sus negativos son bajos y la mayoría de los ciudadanos que están dispuestos a cambiar su voto lo apuntan a Mesa, de modo que la distancia entre el primero y el segundo será más corta.

La renuncia de Juntos a la postulación también mueve las fichas en el tablero a favor de Mesa en al menos seis departamentos, porque es ridículo pensar que el voto de Juntos se vaya al MAS; tal vez en cierta proporción beneficie a Creemos en Santa Cruz, Beni y Pando. Pero es posible que en Chuquisaca -donde ya gana Mesa-, Potosí y Tarija, donde existe una corta distancia entre el MAS y CC, -además del margen de error de la mencionada encuesta-, esta pueda ganar.

 En Oruro también hay una distancia muy corta entre MAS y CC y los indecisos podrían cambiar las cosas y darle el triunfo a Mesa.

Conclusiones: 

Hay segunda vuelta y es entre el  MAS y CC; Camacho va a cumplir el mismo rol que Tuto Quiroga en 2014, que al partir el voto y debido a las fórmulas electorales vigentes, le posibilitó los dos tercios al MAS. Espero equivocarme y que los ciudadanos corrijan con el voto -no sé si Camacho estará dispuesto a corregir-, pero si la situación persiste, Camacho contribuirá a que quien llegue en primer lugar tenga mayor cantidad de escaños. Espero que no sean para el MAS y espero no le dé al MAS la mayoría absoluta en alguna de las cámaras. Sería una gran contradicción que se nomine como autor de la salida del caudillo autoritario y luego le dé mayoría absoluta a su bancada.

Hace casi dos décadas que Santa Cruz quiere hacer política en la arena nacional y esta vez es con un liderazgo de renovación - que con seguridad arrasaría en Santa Cruz en la elección subnacional -pero al parecer aún no puede ingresar a La Paz, Oruro, Potosí, Tarija, Chuquisaca y Cochabamba. Tal vez hasta 2026 lo logre. Ojalá que en el camino no repita el error de Tuto Quiroga en 2014  que dañó a todo el país y a la democracia por casi cinco años.

Por último, no olviden que la bancada del MAS que llegará a la Asamblea Legislativa no es del MAS en general, ni de todas sus facciones internas,  es de Evo; él hizo las listas en Buenos Aires. A él le responden, y conociendo lo vengativo y resentido que es el hombre, seguro usará su bancada para trabar toda acción gubernamental de una manera más radical de la que vivimos en estos últimos meses. Así que ¡Cuidado!

Jimena Costa es politóloga.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Otras Noticias