Jorge Patiño Sarcinelli

A lo mero fémina

viernes, 1 de enero de 2021 · 00:10

Cuando Áñez asumió la Presidencia, muchos de los que no se creían la tesis del golpe celebraron que tocara una mujer, por justicia de género y para demostrar que ellas lo pueden hacer bien. Terminada la gestión, temo que no haya habido tal demostración. Era quizá demasiado desafío para una novata, pero comparada con los hombres de su equipo, brilló por diferencia (y brilló más Longaric).

Dejando a Jeanine para mejor análisis, es un buen momento para hablar de liderazgos femeninos porque hay muchos buenos ejemplos. “De los 12 países que mejor enfrentaron la pandemia, nueve están manejados por mujeres” dijo Bachelet hace poco, con una pizca de sesgo feminista.

Primero debemos preguntarnos si hay virtudes de liderazgo que son típicamente femeninas o si estamos haciendo una falsa asociación. Las noticias hablan de su éxito, pero no está claro si son simplemente buenas líderes, o si hay algo específicamente femenino en su liderazgo.

Cada vez que se elogia una virtud como típicamente femenina hay que parar las orejas porque suele venir con la identificación de un defecto que compensa esa virtud. Si las mujeres no son como un todo superiores, por lógica las cualidades en las que superan a los hombres deberían ser compensadas por cosas en las que son inferiores, y termina siendo una manera sutil de proteger estos campos del asalto femenino.

La cuestión que planteo no supone que las mujeres hacen algo mejor o peor que los hombres, sino que pregunta si lo hacen igual de bien (o de mal) pero con otro sello. La imagen que sugiero es la de los gladiadores en el circo romano que podían elegir entre dos combinaciones: espada y escudo o red y tridente. Ambas eran equivalentes y cada luchador elegía las armas que mejor iban con su estilo. Se dice que las mujeres negocian diferente. ¿Hay armas o tácticas de liderazgo propiamente femeninas?

Veamos el ejemplo de Jacinda Arden, la primera ministra de Nueva Zelanda, cuya calidad de liderazgo está siendo reconocida en su país y en el mundo. Además de su manejo exitoso de lo económico y lo social, dos episodios han elevado su imagen casi a la categoría de heroína: su reacción a la matanza de 50 musulmanes por un supremacista blanco y la victoria contra el virus.

De ella se ha dicho que “quiere ofrecer otro tipo de liderazgo basado en un modelo colaborativo que se centra en la atención y cuidado de las personas”. ¿Es esto típicamente femenino?

No vivimos en un mundo asexuado y hay dos asociaciones ancestrales positivas a las que no acceden los hombres: la maternidad y el hogar. Jacinda ha usado ambas con gran efectividad. En el caso de la matanza, ella no dudó en ir a abrazar a los familiares de las víctimas. ¿Un gesto maternal inaccesible a un hombre?

En el pico de la pandemia, Jacinda había acabado de tener una hija y el confinamiento la obligó a quedarse en casa. El contexto le permitió establecer la comunicación con la ciudadanía en un terreno de intimidad que favoreció su discurso directo a los hogares. Un hombre podría haber manejado la pandemia con el mismo éxito, pero ¿habría usado otro estilo? Esa es la cuestión.

El liderazgo es culturalmente codificado. El perfil de una buena líder en un lugar puede no servir en otro, y un liderazgo femenino será distinto en India, Alemania o Perú. No hay líderes sin seguidores; estos deciden mediante códigos propios en qué creer y a quién seguir. A medida que haya más mujeres líderes, veremos si hay patrones y estilos femeninos. No es obvio que haya algo en común entre Merkel, Indira y Arden.

No podemos decir que Jeanine haya ejercido un verdadero liderazgo político; ocupó una posición. Eso es todo. Pero tampoco debemos sacar conclusiones sobre la capacidad de las mujeres. Ella queda para la historia como una mujer que abre senda a la normalidad del liderazgo femenino.

Después de quince años de Merkel, un niño, que no había visto otra cosa, preguntó si en Alemania un hombre también puede ser canciller. Eso es normalidad.

Jorge Patiño Sarcinelli es matemático y escritor.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

35
184

Otras Noticias