Carlos Toranzo Roca

Pesos y contrapesos territoriales

miércoles, 18 de noviembre de 2020 · 00:11

Las elecciones subnacionales están muy cerca, faltan menos de cuatro meses para que se realicen: ¿La oposición al MAS está al tanto? ¿Se están reorganizando? ¿Hay indicios de candidaturas de unidad? ¿Seguirá la miopía e irresponsabilidad de la dispersión del voto? ¿Le seguirán regalando al MAS en bandeja gobernaciones y alcaldías? ¿Han entendido lo que pasó en las nacionales? ¿Ya hicieron los balances sobre la derrota? ¿Comprendieron por qué ganó el MAS? ¿Entendieron que se precisa organizar partidos políticos, organizaciones políticas, para enfrentar mejor los retos de la oposición? ¿Seguirán en la lógica de culpar a otros por la derrota del 18 de octubre? ¿Se dan cuenta que el MAS quiere voltear al Tribunal Supremo Electoral? ¿Algunas de esas oposiciones jugarán todavía a echar al TSE? Ojalá las oposiciones estén embarcadas en dar respuestas a esas interrogantes y a otras que emergieron el 18 de octubre.

Se sabe que cuando las encuestas preelectorales decían que había de manera constante 20% de indecisos, en realidad, no eran indecisos, sino parte de los sectores populares que no siempre transparentan su preferencia electoral, cuando en realidad saben muy bien por quién votarán: eso nos lo dejó como enseñanza Condepa del compadre Palenque, en los años ochenta, pues éste no aparecía en las encuestas, pero, al momento del voto, su partido barría en La Paz. Entonces, quizás no había equívoco en las encuestas, sino una mala lectura de ellas.  

¿Lo hizo mal Mesa al esperar el voto útil de Santa Cruz, cuando creía que se produciría algo similar a lo acontecido en 2019? Claro que se equivocó. En 2020 Santa Cruz tuvo su líder, Camacho, éste se forjó en 2019 al calor de las protestas contra el fraude electoral de Evo Morales; él entendió que Santa Cruz tuvo peso en las movilizaciones políticas para empujar la renuncia de Morales, así fue. Creyó que Santa Cruz, teniendo un enorme peso poblacional y económico, requería poseer más poder político. Para lograr su cometido impulsó un discurso regionalista muy intenso, con ciertos elementos de racismo, expresado por algunas juventudes cruceñas que lo seguían. ¿Qué consiguió? Tener un grupo de cruceños convencido de la necesidad de posicionar en la política nacional a ese departamento, pero, simultáneamente, logró dispersar el voto opositor, con lo cual favoreció al MAS, le facilitó su triunfo. 

Su discurso con rasgos de racismo cohesionó a los sectores populares del MAS, en especial del occidente, en contra de ese discurso radical; esto es, unió a los allegados al MAS. En lugar de dar más peso político a Santa Cruz, la aisló en la política nacional.

Los pesos y contrapesos de la política, los llamados check and balances, se producen de manera clásica cuando hay separación de poderes. ¿Cómo está Bolivia en ese tema? El Legislativo está en manos de Ejecutivo, más todavía con la violación a los dos tercios. El Poder Judicial hace años que es dominado por el MAS. El Poder Electoral, al cual quiere descabezar el MAS, es independiente. Conclusión, son pocos los pesos y contrapesos, eso es peligroso para cualquier democracia. Ya lo sabemos y aprendimos hasta el cansancio durante catorce años de gobierno del MAS.

Pero, algo de pesos y contrapesos pueden surgir en el ámbito territorial, por eso son de gran importancia las elecciones subnacionales. En los catorce años del MAS algo de eso se tuvo, pues, hubo algunos departamentos con gobiernos de la oposición y, por lo menos, ocho de las diez ciudades más grandes con alcaldes de la oposición. Sin ir más lejos, eso pasó en La Paz. ¿Los paceños dejarán que el MAS les arrebate  la alcaldía de esta ciudad? Eso puede suceder si aparecen muchos candidatos a alcalde, y como tras de cada político hay un caudillo -no importa pequeñito-, cada uno de ellos se cree el futuro alcalde de esta ciudad. 

Los paceños, los ciudadanos, debemos darle mensajes duros a los políticos para que no repitan la división y la dispersión del voto que le permitió al MAS gobernar tranquilamente durante catorce años, división que facilitó la llegada al poder del MAS en este octubre de 2020. 

Este ejercicio de los ciudadanos en La Paz debe ser hecho en cada uno de los departamentos del país; en cada uno de ellos, será irresponsable que la oposición se divida, disperse el voto y le regale todo el poder al MAS. ¿Los políticos de oposición habrán entendido estos peligros?

 

Carlos Toranzo Roca es economista.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

43
6

Otras Noticias