Carlos Toranzo Roca

Democracia o autoritarismo

miércoles, 1 de diciembre de 2021 · 05:11

Desde 2016, momento en que se realizó el Referéndum, Bolivia vive ante este dilema, democracia o autoritarismo, otros prefieren decir que se trata de la oposición entre democracia versus dictadura, en cambio, hay muchos que se remiten al enfrentamiento entre democracia y autocracia.  Esta última dupla parece ganar terreno en el campo analítico de la política, pues de manera teórica y descriptiva, retrata muy bien los fenómenos políticos que viven Venezuela, Nicaragua, Bolivia y que, en su momento también comenzaba a sentir los Estados Unidos durante el gobierno de Trump. El concepto de populismo que tomó tanta popularidad durante muchas décadas ha ido perdiendo contenidos y capacidad explicativa de los fenómenos políticos que existen en el presente; eso de populismos de izquierdas y de derechas no logra desentrañar las profundidades de los fenómenos autoritarios que han vivido y vive América Latina hoy en día. Decir que es populista Maduro, y que también lo es Bolsonaro, no nos da muchas luces sobre los contenidos de esos regímenes.

De otra parte, la oposición derecha versus izquierda, tampoco parece alumbrar mucho el análisis político, pues, como se sabe, antes las llamadas izquierdas defendían los derechos humanos, en la actualidad ¿lo hace Ortega, Maduro o el gobierno masista? Se decía que las izquierdas buscaban la libertad, la de opinión, de prensa, de pensamiento, frente a las violaciones de esos derechos por parte de las dictaduras del pasado ¿en el presente las autonombradas izquierdas defienden estos derechos? No, al contrario, se esfuerzan en violarlos, no admiten las ideas que difieren del poder, no son partidarias del libre pensamiento, en lugar de educar quisieran adoctrinar con dogmas. Se decía que las izquierdas defendían el medio ambiente, la explotación irracional de los recursos naturales, ¿Hacen eso las llamadas izquierdas? Claro que no, al contrario, impulsan el extractivismo, la explotación brutal de los recursos naturales. Se afirmaba que las izquierdas eran antiimperialistas ¿Lo son hoy en día? Está claro que no, se esfuerzan en entregar recursos naturales a la China o a Rusia, es eso lo que está haciendo el MAS hace más de una década. Las que se denominaban izquierdas decían que vivían dentro de la austeridad, que atacaban el dispendio de los bienes públicos ¿cuando gobernaron y, ahora que lo hacen, son austeras? Evo Morales hizo construir su palacio, su museo propio, sólo se movilizaba en helicóptero, tenía decenas de guardaespaldas, tomaba Jonnie Walker etiqueta negra. ¿Era eso austeridad? En general, las izquierdas decían que defendían y luchaban por la democracia frente a las dictaduras. Da la impresión que ésas eran sólo palabras huecas, pues, si algo han hecho y hacen aún en Cuba, Nicaragua, Venezuela o Bolivia es construir autoritarismos, muchos de los cuales son indudablemente dictaduras. Por tanto, ¿de qué sirve analíticamente hablar de izquierdas y de derechas?

Sin entrar en profundidades analíticas, bastaría describir a las autocracias; en regímenes de esa naturaleza ¿existe el Estado de Derecho? Es decir, hay independencia de poderes entre Ejecutivo, Legislativo, Judicial y hasta Poder Electoral; está claro que no, lo que se observa es una sumisión total de los demás poderes al Ejecutivo.  ¿Existe libertad de prensa, de opinión y de pensamiento? A la prensa independiente se trata de acallarla; en regímenes donde se impone la lógica amigo-enemigo, se persigue al que piensa diferente, no existe respeto por las ideas de los que disienten del poder. El poder trata de eliminar a los enemigos, pues no los considera adversarios políticos, sino solamente enemigos. ¿Existe imperio de la ley? Obviamente no existe, fue el propio Evo Morales y el MAS quienes violaron los resultados del Referéndum de 2016. Ya antes violaron la Constitución Política del Estado al admitir una elección ilegal de Morales. ¿Existe institucionalidad y respeto de las instituciones?  Si algo hacen este tipo de regímenes autocráticos es destruir las instituciones, la única institución que existe es la del poder del caudillo, llámese Ortega, Maduro o Morales.

Vista la descripción, lo que vive Bolivia es un profundo autoritarismo, estamos frente una autocracia que es muy diferente a un régimen democrático. Pero el proyecto de Morales y del MAS es destruir totalmente la democracia y avanzar edificar una dictadura. No cerremos los ojos, ése es su proyecto.

 

Carlos Toranzo es economista

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias