Carlos Toranzo Roca 

Cuando gobierna el odio

miércoles, 11 de agosto de 2021 · 05:11

¿Fue un lapsus momentáneo, cometió un error el Presidente Arce Catacora al emitir un discurso de odio en este inicio de agosto de 2021? No, no fue un accidente verbal, era solamente un paso del camino táctico que tiene el MAS hace muchos años; ese partido entiende que requiere enfrentar para acumular fuerzas, precisa dividir a la sociedad para salir ganancioso, necesita hablar de enemigos externos, del imperialismo, para justificar sus acciones, precisa descalificar a todos como “neoliberales”, como colonialistas para agrupar a sus seguidores. Esa táctica la usan hace una década o más. ¿Hay otra dentro del MAS, la del diálogo, de la concertación, de la tolerancia? Sería ingenuo creer que existe esta última; aunque haya palabras bonitas en algunos discursos del Vicepresidente, lo que interesa son las acciones prácticas, y ésas están dirigidas a ratificar el odio y la confrontación política. Pero, habrá quienes creen que el MAS podría también facilitar el discurso y el camino de la concertación;  empero, esto va en contra del horizonte estratégico y de los contenidos teóricos de los cuales abreva el MAS. La estrategia del MAS, su norte político, se dirige a destruir a sus enemigos, a eliminar a los diferentes, a desterrar la libertad de pensamiento, de opinión y de prensa. Es que su norte estratégico no es democrático, es autoritario y dictatorial, consiste en usar la lógica amigo-enemigo, para destruir a los rivales y construir un gobierno de un solo color. 

Las bases teóricas del MAS no provienen de los indigenismos, lo indígena es un adorno postizo en ese partido, pero que tuvo y tiene una utilidad práctica de grandes dimensiones, esos contenidos indigenistas los colocaron en su programa a última hora, pero no creen en ellos, eso lo sabemos bien desde las represiones a los indígenas en el TIPNIS, lo conocemos porque el MAS que, a pesar de que emite el discurso de la madre tierra, es un gran violador y destructor del medioambiente porque su paradigma  de desarrollo es el del extractivismo.  Pero, las cooperaciones internacionales, en especial nórdicas, se emocionaron y encandilaron con esos discursos de defensa de los indígenas, miraron a Morales como indígena, sin entender que era cocalero y eso marca una diferencia abismal. El fondo teórico del MAS no viene del indigenismo, sino más bien del sindicalismo revolucionario, de ése que creía y cree en el socialismo, de ése que fue marcado por la Tesis de Pulacayo de carácter socialista. Los socialismos no toman a lo indígena como central, siendo un tema básico en varios lugares, como en Bolivia.

No es un accidente que el norte del MAS sea la Cuba que trató de ser socialista, aunque ahora la isla inicia un camino largo para dejar el socialismo fracasado que no pudo construir. Tampoco es extraño que el MAS y Morales se sientan hermanados con Ortega y Maduro quienes desean construir socialismos. Pero, como ya sabemos por las lecciones de la historia, las construcciones de los socialismos son nada más que edificaciones de dictaduras y no de democracias. De ahí nació el discurso de Evo en este agosto, solamente que fue emitido por Arce Catacora. Es que, en los intentos de construir socialismos, un dato inequívoco es el culto a la personalidad, como el que hacen con Morales y es el de la obsecuencia como el ilustrado por el Presidente Arce que cuando más es un viceministro de Morales. 

La nueva Constitución habla de construir la interculturalidad, pero ésta implica diálogo entre los actores, vida común entre los sujetos, quiere decir que entre todos se debe construir el futuro de la nación. Pero, no es eso lo que quiere el MAS, lo que desea es eliminar a todos sus oponentes. Morales lo quiso hacer, no lo logró, ahora delega esa acción a Arce ocultando las manos. El MAS busca socialismo, es decir, autoritarismo y camino a la dictadura. Los más de los bolivianos estamos en otro sendero, en el de construir la interculturalidad y la democracia. Los jóvenes que dijeron No en el Referéndum de 2016, las mujeres, los jóvenes y todos los bolivianos que defendieron la democracia en 2019 frente al fraude electoral siguen en el camino de la lucha por la democracia frente al autoritarismo.

 

Carlos Toranzo Roca  es economista.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

92
8

Otras Noticias