Editorial

Nuevas preocupaciones de la pandemia

martes, 23 de febrero de 2021 · 05:15

   Pasado ya un año desde el inicio de la pandemia, esta se ha llevado 2,3 millones de vidas en todo el mundo. En Bolivia la cifra oficial de muertos ya supera los 10.000. Según datos de la Universidad de John Hopkins, el número global de contagiados asciende a 106 millones, de los cuales 59 millones han superado la enfermedad. Las cifras son de vértigo; al inicio no las hubiéramos anticipado y nos resistíamos a creer las predicciones agoreras. Cuando Angela Merkel dijo que 70% de los alemanes se iba a contagiar antes de que la pandemia terminase, su predicción fue recibida con escepticismo, como una manera de asustar a la población para que adopte comportamientos prudentes.

No hemos llegado a esas cifras, pero tampoco podemos respirar aliviados porque hay tierra a la vista. Aunque el inicio de la vacunación en todo el mundo es una buena noticia –la única que hemos tenido este año aciago- las muertes se siguen acumulando y a los países pobres la tabla de salvación de la vacuna llegará a cuentagotas, ya que en el arranque los países ricos han acaparado la todavía insuficiente producción de vacunas.

Por otro lado, el mundo científico se debate en nuevas preocupaciones: las variantes de la Covid 19 son una amenaza, puede que sean cepas más peligrosas o contagiosas -como sucedió hace un mes con la variante británica, sudafricana y/o brasileña- y es posible que éstas sean esquivas a las vacunas ya aprobadas. Es probable que hagan falta dosis de refuerzos, una segunda generación de vacunas o la combinación de ambas.

En lo que hace a la visión estratégica, los problemas no son menores. Muchos países están enfrentando problemas para avanzar en la vacunación por grupos y no están exentos al uso discrecional de las vacunas. En Perú se produjo el escándalo de la vacunación en secreto contra la Covid-19 de funcionarios y personajes encargados de encabezar la lucha contra la pandemia; en Argentina, el ministro de Salud, Ginés González, tuvo que dimitir al conocerse que funcionarios y personalidades próximas al gobierno se han podido vacunar sin seguir los protocolos exigidos a la población en general. En Brasil se descubrió a personal sanitario vacunando con aire a personas de la tercera edad.

Bolivia sólo ha recibido por ahora, 20.000  dosis de vacunas, pero se ha anunciado que hasta el mes de septiembre se habrá vacunado a siete  millones de personas. Ya se ha establecido el origen y el momento de la llegada de éstas, pero queda la preocupación logística, es decir cómo llegará la inmunización a todo el país y si realmente se respetarán los plazos previstos.

En todo caso, en toda la región, con excepción de Chile, los planes de vacunación enfrentan preocupantes rezagos. El caso chileno es excepcional, es el sexto país que más dosis per cápita ha suministrado a su población. En tan solo dos semanas se han inoculado  a cerca de dos millones de personas. 

Las claves detrás del boom inmunitario chileno son múltiples, pero de entre éstas destacan una estrategia de compra masiva y diversificada y la movilización absoluta de todos los recursos disponibles; al punto que incluso se ha anunciado que se dotará de vacunas a turistas y no residentes en el país, aunque luego retrocedió para evitar el denominado “turismo Covid”.

Con todo, la desescalada de la enfermedad y la presencia de la vacuna traen algo de esperanza al mundo. Aunque en Europa ya se habla de una probable cuarta ola antes de que acabe la crisis sanitaria, la caída mundial de casos es apreciable, aunque esto no signifique en ningún caso que el peligro haya pasado. No veremos el fin de la pandemia este año, y eso representa no sólo un golpe para las economías, sino especialmente para el ánimo de una humanidad cansada y devastada por el virus. De manera que, como recomiendan los expertos en todo el mundo, no es momento de cantar victoria. Quizás la vacuna sea esa luz al final del túnel que tanto esperamos ver, pero las medidas restrictivas tendrán que seguir por un tiempo largo e indefinido.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

32
4

Otras Noticias