En la mira

Observadores y amigos

sábado, 17 de octubre de 2020 · 00:14

Cuando falta un día para la celebración de las elecciones generales, hay que diferenciar que en el país existen misiones de observación electoral independientes acreditadas ante el Tribunal Supremo Electoral y también existen invitados del Movimiento Al Socialismo (MAS) que harán seguimiento al proceso con el cristal azul. Ambos tienen todo el derecho de hacer su trabajo y hace  mal el gobierno de Jeanine Añez de amedrentar a los amigos del MAS que, si bien no garantizan una vigilancia transparente del proceso, tienen derecho a permanecer en Bolivia donde existe democracia y no hubo golpe de Estado. Haría bien el Ministerio de Gobierno en no alimentar la retórica de estos grupos, dándoles argumentos para que digan que en Bolivia  impera una dictadura.

Dicho esto, pasamos a diferenciar. Las misiones de observación oficial son las de la OEA, de la Unión Europea, del Centro Carter y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).

 Entre tanto, los invitados del MAS son Copppal, Internacional Progresista (parlamentarios europeos), Parlasur y la comitiva enviada por Cristina Fernández.

 

 

 


   

43
5

Otras Noticias