Rafael Puente

¿Y la plata qué, Señor Presidente?

viernes, 1 de enero de 2021 · 00:11

Antes del últlmo cambio de gobierno había una serie de preocupaciones por el peligro de que el país entrara en crisis económica insostenible que llevaría (¡y eso era lo más simbólico!) a la devaluación del boliviano, en este momento la moneda más estable del continente. Con la llegada al gobierno del exministro de Economía Luis Arce, y además con un 55% de votación, los temores de acabaron y la economía boliviana quedó estable y aparentemente tranquila…

Hoy por hoy parece ser así, y la experiencia profesional de nuestro actual Presidente parecería garantizar esa estabilidad. Pero no por eso podemos dejar de preguntarnos (y de preguntarle a nuestro actual Presidente) cuáles son los factores que garantizan esa estabilidad. ¿A cuánto ascienden nuestras reservas, y cuál es el índice de reservas que ha vivido el país en los últimos 20 años?. La ciudadanía tiene derecho a estar informada, ya que esa estabilidad no parece tener una base más amplia y duradera (y si la tiene, que nos la compartan, por favor).

¿No se puede hacer y publicar un estudio comparativo sobre lo que han sido esas reservas fiscales en tiempos pasados? ¿Cuáles son las consecuencias para el país —a mediano y a largo plazo— de que ya se hayan gastado la mayor parte de esas reservas, y no precisamente en proyectos rentables? Una buena parte se ha gastado en canchas de fútbol con pasto sintético (todo lo contrario de rentable), y una parte mucho mayor en la construcción de grandes edificios, como la Casa Grande del Pueblo, el Palacio de Comunicaciones y edificios que no eran necesarios y que no se usan, como el gran edificio de Unasur o, peor todavía, el llamado museo de Orinoca.

El actual gobierno necesita explicar de manera convincente a la población qué ha pasado con los fondos del Estado, con su agotamiento, y sobre todo con el sentido de ese agotamiento. La ciudadanía tiene que estar enterada de cómo y para qué se ha gastado los recursos estatales, y también sobre el origen y manejo de éstos.

A la hora de las elecciones subnacionales, la sociedad boliviana tiene el derecho de saber cuál es la relación entre las futuras autoridades y las organizaciones sociales, también de saber cómo piensan invertir recursos esas autoridades sub-nacionales. Tenemos el derecho de saber cuáles son los componentes del presupuesto nacional (y también de los respectivos presupuestos subnacionales), cuál su origen, su forma de financiamiento y los beneficios que esperamos de su inversión.

Señor Presidente Luis Arce: usted es economista de profesión y tiene harta experiencia política, y es seguro de que no ha asumido la Presidencis sin tener claridad a la hora de encarar los problemas con que se va a encontrar (nos vamos a encontrar todos). Por tanto, sería recomendable, desde el punto de vista político y social, y se supone que “demo-crático”, que toda la sociedad esté informada, no sólo acerca de sus formas de expresión o nominación formal, sino también acerca de sus puntos fuertes y sus puntos flacos, de las garantías que están vigentes hasta los peligros que nos rodean.

Además cuenta usted con un Vicepresidente, que tiene la capacidad y la larga experiencia de cómo mantener contacto con la sociedad civil, de escucharla y hacerse escuchar. Ojalá logren combinar y complementar sus respectivas experienciasa y vocaciones. ¡Amén!

Rafael  Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (Cueca) de Cochabamba.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

117
12

Otras Noticias