Venezuela, incomunicada y con las cañerías de agua secas

Las más de 100 horas sin energía eléctrica afectaron profundamente las telecomunicaciones que serán restablecidas por completo de manera paulatina.
jueves, 14 de marzo de 2019 · 00:04

EFE  / Caracas

Millones de venezolanos han vivido en las últimas horas la alegría del restablecimiento de la energía eléctrica, luego de un fallo que apagó los servicios desde el pasado jueves, pero se encuentran ahora incomunicados y con las tuberías secas.

Con el suministro eléctrico restituido hasta ayer en  “casi la totalidad” del país según el Ejecutivo, las urgencias comenzaron a ser otras, aunque la necesidad del agua para completar tareas tan básicas como asearse, cocinar o hidratarse ya ha generado algunas protestas en las últimas 24 horas.

El Gobierno de Nicolás Maduro informó el martes de la reactivación de los sistemas que suministran el líquido al interior del país pero “tardarán un poco más dada la magnitud del ataque al sistema eléctrico nacional”, reseña la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Entretanto, la ministra de Agua, Evelyn Vásquez, aseguró al canal estatal VTV que el agua comenzará a correr por las tuberías de Caracas (el martes) primero en zonas bajas y se irá normalizando el suministro de forma progresiva, una tarea que, remarcó, “llevará varios días”.

En paralelo, alcaldías y gobernaciones llevan horas llenando los bidones, de las personas que hacen colas en las comunidades, a través de camiones cisterna, que en otros casos son pagados por los vecinos.

Todas las autoridades alineadas con la llamada revolución bolivariana han asegurado que el suministro a los hospitales se ha mantenido ininterrumpidamente mientras que existen reportes sobre 24 fallecimientos ocurridos en medio de la crisis eléctrica, una información negada por el chavismo.

Por otra parte, las más de 100 horas sin estabilidad en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) afectaron profundamente las telecomunicaciones que, según las dos principales compañías del país, serán restablecidas por completo en las próximas horas.

Una de ellas habilitó por un lapso de 24 horas un servicio de mensajería de texto gratuito y otra reportó que espera resolver “en el menor tiempo posible la intermitencia de los servicios de voz y datos, impactados por el tráfico que ha generado el restablecimiento progresivo de la energía eléctrica”.

Desde el jueves pasado, el deseo de realizar una llamada telefónica requiere de varios intentos sin que el éxito esté asegurado y, por el contrario, el fracaso en ese afán es casi ley cuando se procura una comunicación de una región a otra.

Varios testigos consultados por EFE aseguraron que pasan horas intentando comunicarse, acceder a una página web o realizar un pago en línea y estas tareas son más cuesta arriba en las localidades donde incluso hoy se han repetido los apagones.

Aunque casi la totalidad del país ya recibió el suministro eléctrico, en algunos casos intermitente, existen unas zonas menos afortunadas en ciudades como Maracaibo o Mérida, donde no ha llegado la luz ni un solo minuto desde el jueves por lo que suman unas 120 horas a oscuras.

La estatal corporación eléctrica Corpoelec ha reiterado que está trabajando para ir “normalizando” el suministro de energía que hasta ahora no es pleno y lo evidencia cosas como que el Metro de Caracas, que es usado diariamente por cientos de miles de ciudadanos, siga inoperativo.

Asimismo, las entidades bancarias continuaron cerradas como buena parte de los comercios también en acatamiento del “asueto” laboral y escolar decretado por Maduro hasta mañana para colaborar en los trabajos de restitución de la electricidad.

La mayoría de los gobernadores de los 23 estados   dieron reportes  sobre el regreso del servicio, unos con un porcentaje de reconexión mayor que otros.

Guaidó asegura que “Venezuela va a salir de la penumbra”
 
El líder opositor Juan Guaidó prometió que Venezuela “saldrá de la penumbra” ante miles de personas agobiadas por falta de agua y comida por un apagón que entra en su sexto día, mientras el presidente Nicolás Maduro declaró “#victoria” ante lo que califica de “sabotaje”. 

“Confíen en ustedes, que Venezuela va a salir de la penumbra, que el cese de la usurpación está muy cerca”, expresó Guaidó ante seguidores congregados en una avenida de Caracas. El jefe parlamentario responsabilizó del monumental apagón que comenzó el jueves a Maduro, a quien considera “usurpador” del poder, denunciando como fraudulenta su reelección.

 “Necesitamos una oficina donde trabajar, así que muy pronto (…) vamos a ir a buscar mi oficina, que es allá en Miraflores”, manifestó, refiéndose al palacio presidencial, entre una ovación. El opositor de 35 años dio breves discursos haciendo escala en varios puntos de Caracas donde hubo protestas. El corte eléctrico, el peor sufrido por Venezuela, afectó a casi la totalidad de la nación de 30 millones de habitantes. 

El gobierno dijo que la luz se restableció en “casi en todo el país”, pero aún hay zonas del occidente sin electricidad. En cadena de radio y televisión, Maduro celebró “una victoria” en la “guerra eléctrica”, insistiendo en sus acusaciones de que los cortes se debieron a “ataques cibernéticos y electromagnéticos” de Estados Unidos.

 ONU ofrece   ampliar su ayuda en  apagón

EFE  / Naciones Unidas

La ONU dijo ayer  que ha ofrecido a Venezuela ampliar su ayuda para responder a la “situación de emergencia” consecuencia del apagón masivo que ha afectado al país.

Según el portavoz Stéphane Dujarric, el equipo de Naciones Unidas presente en territorio venezolano está en contacto con funcionarios venezolanos para abordar la cuestión.

Dujarric aseguró que el secretario general, António Guterres, está “muy preocupado por el impacto humanitario que ha tenido el apagón” y está siguiendo la situación de cerca.

“También estamos preocupados por las informaciones de saqueos y violencia que hemos visto”, añadió el portavoz.

China también se mostró  dispuesta a dar “ayuda y asistencia técnica” al gobierno de Venezuela, país que sufre el peor apagón de su historia desde el pasado jueves.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró ayer que iba a pedir ayuda a la ONU y a países aliados para investigar un presunto “ciberataque” que, según dijo, habría causado el apagón.

Venezuela sufrió hace cinco  días un masivo apagón que dejó a oscuras todo el territorio, y por el que el gobierno venezolano acusó entonces a Estados Unidos y a la oposición local.

La falla ocurrió en la central hidroeléctrica de Guri, la principal del país y responsable de abastecer de energía a cerca de 70 % de Venezuela.

Maduro dijo el lunes que esta instalación fue atacada de manera cibernética, mientras que las líneas de transmisión padecieron sabotajes electromagnéticos y físicos mediante el uso de tecnologías que “sólo tiene Estados Unidos”.

 

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Más de
1
17

Otras Noticias