Carta a un Fénix

Teatro como en el teatro

La metáfora de hoy, se dice ya, es la pantalla cuadriculada donde nos reunimos varios para mirarnos en la distancia. Los teatros sin público, pero con artistas sobre el escenario actuando solos frente a las cámaras, ¿son también una metáfora? Eso sí, la sensación del artista es tremenda.
domingo, 17 de mayo de 2020 · 00:04

Mabel Franco

Foto de portada, Bladimir Morales, Efecto Mandarina / Fotografía de Erby Madlucas

 

El teatro comienza a existir en el momento en que hay una respuesta por parte del espectador a todo cuanto ocurre en escena, decía Meyerhold. Ninguna retórica romántica, sino una verdad que se alza interpeladora desde la platea vacía del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez, de La Paz, en estos días de cuarentena, de distanciamiento social.

“El Municipal en tu casa” es un programa que pone en escena espectáculos de música, danza y teatro para su difusión desde una plataforma digital. Los artistas se paran ante una cámara y buscan al público que los verá –que los está viendo- a distancia.

Bafobol, Íntimo, frente al teatro "vacío".

Imaginar a ese público es lo difícil. Se podrá decir que la televisión supera este obstáculo a diario. Y que los streamings lo vienen haciendo también, que para eso existen las tecnologías capaces de borrar distancias. Sin embargo, un espectáculo escénico concebido para vivirse en un teatro, no desde un teatro, está atrapado en ésa su condición de experiencia en vivo, lo que representa su desventaja, pero asimismo su mayor cualidad.

Miguel Vargas, comediante del grupo Mentes Ociosas, que fue parte de “El Municipal en tu casa”, lo expresa así: “En una situación normal, casi no puedes ver cuánta gente hay en el teatro”, pero “la energía del público te hace conocer cómo se recibe el show y entonces uno sabe por dónde seguir”.

Las Mentes Ociosas desde la pantalla en casa.
Las Mentes Ociosas frente al "vacío" del público en el Teatro Municipal.

Sin la risa del otro, sin su silencio tan distinto del silencio de quien no está, el espectáculo no parece estar concluido. Hay profesionalismo, entusiasmo, entrega de parte de tremendos artistas de Mentes Ociosas, Efecto Mandarina, Bafopaz y Aymuray –los pioneros del programa que muy probablemente deba mantenerse el resto del año-, pero cuánta falta hace el público.

Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez, en La Paz.

Ocurre que el encuentro, en un teatro, no es solamente el que se da entre artista y espectador, sino también entre espectador y espectador. Sentados uno al lado de otro, es inevitable sentirse mutuamente. Una risa o el aplauso que se contagia y se refuerza por la risa y el aplauso de los otros, una mirada cómplice, un suspiro… todo se amplifica y sirve incluso para confirmar lo que uno está viviendo. Todo esto genera energía. Una energía que sube al escenario, que envuelve a los artistas y que retorna a la platea. Así, en un juego dinámico que cambia de función en función.

La actuación de Gogo Blues en "El Municipal en tu casa".
Técnicos del Municipal son ahora el valioso público.

La anécdota, lo esencial

Personal del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez. Una foto para la historia / FB Teatros Municipales de La Paz

Artistas de danza con barbijos, artistas músicos con guantes quirúrgicos, artistas recordándose a cada momento que está prohibido tocarse. Técnicos con trajes de bioseguridad, cámaras de video en escenario y platea. Tales son las imágenes del Municipal que quedarán registradas para el futuro, aunque todo ello resulte más bien anecdótico, porque lo esencial para los participantes es constatar que, sin espectadores, el hecho escénico, por muy cerrado que esté el guión, se queda en suspenso, está pendiente.

Artistas de danza con barbijos, artistas músicos con guantes quirúrgicos, artistas recordándose a cada momento que está prohibido tocarse. Técnicos con trajes de bioseguridad, cámaras de video en escenario y platea. Tales son las imágenes del Municipal que quedarán registradas para el futuro (...)

Si ése no es un mensaje que logra trascender la pandemia del momento para reafirmar el trabajo del artista, el rol del espectador, la función de un escenario público o independiente, ya se puede ir pensando en cerrar los teatros.

 

  • Mabel Franco Ortega es periodista cultural y actual jefa de la Unidad de Espacios Escénicos Municipales de La Paz, de manera que cada noche le es dado vivir múltiples vidas.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

5
1