Pugna interna del MAS entre evistas y los renovadores afecta a la Policía

Era común que durante los procesos de ascensos existan campañas de desprestigio entre policías; sin embargo, desde el ingreso de Eduardo del Castillo, afirman que se ha “institucionalizado una logia corrupta”.
domingo, 22 de mayo de 2022 · 05:00

Carlos Quisbert / La Paz

La pugna política al interior del Movimiento al Socialismo (MAS), entre la facción “evista” que busca el retorno de Evo Morales al Gobierno, y el ala renovadora, que ve al presidente Luis Arce como líder, también afectó a la Policía Boliviana. Al interior de la institución del orden las denuncias de corrupción entre bandos policiales alineados a esas dos facciones se intensificaron a poco de conocer la lista de los nuevos ascensos.

“La pugna política al interior del MAS, sin lugar a duda, se trasladó también a la Policía. La razón fundamental es que luego de que se aprobó la nueva Ley de Carrera de Generales, el ministro de Gobierno (Eduardo del Castillo) quedó a la cabeza del alto mando policial, por sobre el comandante y los 30 años de carrera que tiene un oficial”, señaló el diputado Marcelo Pedrazas, de Comunidad Ciudadana (CC).

Manifestó que a partir de que el MAS arrebató la institucionalidad a la Policía en el gobierno de Morales, coroneles y generales “tienen menos vergüenza” de expresar su militancia, además usan sus influencias para no ser sancionados.

“Es lógico que también los jefes policiales asuman una militancia. De esta forma se explica que surjan este tipo de pugnas en la Policía”, explicó.

Dos bandos

En diversos pronunciamientos enviados a Página Siete, policías de base que pidieron no revelar su identidad, además de oficiales del servicio pasivo, aseguraron que desde hace unas semanas se vive “una guerra sucia de baja intensidad” entre mandos policiales. Identificaron al comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera (promoción 89), como el rostro visible de “los renovadores bajo la dirección de Del Castillo y el gobierno de Arce”.

La supuesta rivalidad se da con quienes son “policías apadrinados desde el Chapare”, señala uno de los pronunciamientos. El líder de esta facción sería el actual director nacional de Planeamiento y Operaciones, coronel Jhonny Corrales Ledezma (promoción 90), quien fue denunciado varias veces por participar en actos proselitistas del MAS en Cochabamba, sin embargo nunca fue sancionado.

En marzo de 2021, con guirnaldas en el cuello, Corrales apareció en fotografías junto al senador Leonardo Loza -representante del Chapare- y los candidatos del MAS a las elecciones subnacionales de Cochabamba. Posteriormente el coronel fue promovido a comandante departamental de esa región.

Corrales también apareció en postales junto a Evo Morales y el difunto excomandante de la Policía, Alfonso Mendoza. Asimismo, circularon imágenes suyas consumiendo bebidas alcohólicas junto a Leonilda Zurita, dirigente cocalera y asambleísta departamental por el MAS.

Pedrazas manifestó que al margen de los “renovadores y evistas, más bien debemos hablar de que el daño a la imagen de la institución lo generan los jefes policiales funcionales a quienes ejercen el poder temporalmente”.

Guadalupe Cárdenas,  dirigente de las esposas de policías y vocera de los uniformados, señaló como principal responsable del “manoseo político de la Policía” a Evo Morales y el MAS.

Al igual que Pedrazas y los oficiales del servicio pasivo, señaló que la intromisión de Del Castillo en el alto mando policial terminó por destruir la institucionalidad de la Policía, pues sería el ministro quien “a dedo” nombró a comandantes departamentales y directores nacionales.

“La corrupción ha crecido de forma desmedida dentro de esa logia que maneja la Policía Boliviana. La carta que escribieron los policías y circula en las redes sociales refleja esa molestia contra esos policías lluk’us, masistas buscapegas”, afirmó Cárdenas.

Entre las acusaciones de corrupción que surgieron entre ambos bandos, se tiene que “policías de base” denunciaron al responsable departamental de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) de Cochabamba, Edwin Lobatón, por “cobros indebidos y excesivos en dólares” a los uniformados. El oficial es hermano del comandante departamental de esa región, Rubén Lobatón, quien exigió que esta denuncia sea oficial y no anónima.

Según las mismas denuncias, Rubén Lobatón sería “apadrinado” del Chapare y el coronel Corrales. Asimismo, los hijos de este último, dos subtenientes, fueron señalados por extorsionar a narcos y dueños de vehículos indocumentados.

“Son temas personales”, fue la escueta respuesta que dio Corrales al ser consultado por Página Siete sobre estas denuncias.

El general Aguilera no atendió a las consultas de este medio sobre el tema.

Por su lado y ante las constantes interpelaciones de legisladores del MAS y pedidos de cambio, el ministro Del Castillo negó que existan divisiones al interior de su partido.

 


Ven que la antigüedad quedó anulada y cinco disputan el ascenso

Según miembros del Comando de la Policía, el ministro Eduardo del Castillo reunió a los cinco miembros de la promoción 90 que continúan en el servicio activo y les advirtió que “nadie tiene el puesto comprado”. El hecho se suscitó en medio de la expectativa que hay para conocer quiénes serán los próximos oficiales ascendidos a generales.

“Me parece bien que el ministro les haya dicho eso, que nadie tiene el cargo comprado, pero creo que para el ascenso deben hacer una auditoría a los certificados y condecoraciones que presentan.  Bajo qué circunstancias les dieron esos premios los políticos”, afirmó Rolando Montaño, excomandante departamental de Cochabamba.

El oficial recordó que fue extorsionado por familiares de Evo Morales cuando él postulaba al grado de general. Hacer la denuncia ante la Fiscalía le costó el alejamiento del cargo y su eliminación de la lista de ascensos. Explicó que el tema de la corrupción en la Policía no es algo nuevo.

Según fuentes del actual Comando de la Policía, en el marco de la Ley de Carrera de Generales, el puntaje que antes daba como resultado la “antigüedad” quedó sin valor y ahora el ministro y el presidente Luis Arce elegirán a los próximos generales según el criterio que tengan sobre la gestión del postulante.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos