Denunciados por violencia quedan libres de culpa, pero luego matan a sus víctimas

De diciembre hasta las fecha se registraron al menos cinco feminicidios en manos de sus victimadores que fueron denunciados por violencia, incluso algunos tenían sentencia por este delito.
domingo, 19 de mayo de 2019 · 00:06

Verónica Zapana S.  / La Paz

En  Trinidad (Beni), Carmen E. denunció al padre de sus dos hijos  por violencia familiar, pero  luego de unas horas  aceptó firmar un acta de   conciliación con su pareja Edilberto P.  Fue un gran error, un error que le costó  la vida. Apenas el agresor fue liberado, asesinó a Carmen con 10 puñaladas. Luego él se suicidó.   

Según  el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCV), Miguel Ángel Mercado,  en  horas de la mañana del día del crimen,  el  hombre fue puesto a disposición del juez por violencia familiar. Pero fue liberado luego de una conciliación previa. Horas después, Edilberto mató a su pareja.

Este caso  no sólo llamó la atención de las autoridades de la FELCV,  sino también  del Servicio Plurinacional de La Mujer y de la Despatriarcalización “Ana María Romero”. La institución  solicitó mayor información sobre este hecho.

“Cuando hay  una denuncia de violencia, las autoridades deben actuar y brindar un sistema de protección a la víctima. Según lo que investigamos, una vez que la mujer presentó su denuncia, la FELCV y la Fiscalía desarrollaron el proceso de investigación. Hasta  se prohibió que el agresor se acerque a la víctima, pero luego hubo una conciliación”, informó la directora del Servicio Plurinacional, Tania Sánchez.

El  parágrafo cuarto del artículo 46 de la Ley 348 Integral Para Garantizar una Vida Libre de Violencia  indica que “excepcionalmente la conciliación podrá ser promovida, únicamente por la víctima y por única vez y no siendo posible en casos de reincidencia”.

El asesino  de Simona en Yacuiba tenía sentencia por violencia.

Según el director nacional de la FELCV, la directora del Servicio Plurinacional y la representación del Pueblo en La Paz y dos activistas, en casos de violencia contra las mujeres,  no  deberían contemplarse las conciliaciones  y los desistimientos, porque luego los agresores son reincidentes y terminan matando a sus víctimas.

Para Mercado, lamentablemente la mayoría de los casos de violencia familiar terminan con conciliación, desistimiento e incluso arrepentimiento de las víctimas. “Muchas mujeres víctimas de violencia familiar vienen y dicen que ya no seguirán con las denuncias”, dijo  la autoridad policial a Página Siete.

Destacó que pese a que existen estos casos, la Policía no admite los desistimientos   de la víctima. “Basta con  la denuncia, nosotros proseguimos de oficio”, dijo el jefe policial. La autoridad  añadió que existen casos de alto riesgo, en especial cuando  existen amenazas de por medio, por lo que no hay conciliación.

La socióloga y feminista, Sonia Montaño, dijo  que  la conciliación es el tema más cuestionado de la Ley 348. “Esta norma en sus rasgos generales se parece a otros de América Latina, pero uno de los temas en el que los juristas han insistido es que la conciliación es un paso a la impunidad”, sostuvo.

Por eso, según la especialista, los jueces, fiscales,  los mismos familiares y  padrinos de las víctimas piden que “por velar” por la familia y los hijos desistan.  “A veces incluso dicen ‘que es mucho trámite, tarda mucho tiempo, te va costar mucha plata’ y por eso dejan  los procesos contra los victimarios.  Esa es la puerta por la cual el agresor es reincidente y termina matándola”, expresó la socióloga.

Según  Sánchez, la gente aún tiene esa dependencia emocional de la pareja. “¿Estás segura?, ¿vas a poder sola con tu familia?, ¿qué va a ser de tus hijos?”, son algunas de las preguntas que la víctima escucha en su  entorno social, en especial cuando quiere presentar una denuncia.

El caso de Carmen no es el único.   Este año se registraron otros tres  muy parecidos.   Y  además en diciembre del año pasado, una historia similar conmovió al país.

  Este  hecho ocurrió el 29 de diciembre, en el municipio  paceño de La Asunta, donde Jaime R. de 48 años mató a su esposa Rosa U. de 38 con 33 puñaladas,  además atacó  a su hija, quien trató de defender a su madre. El hombre ya tenía antecedentes de violencia  intrafamiliar.

El 19 de marzo, Simona O, corrió la misma suerte en Yacuiba (Tarija).  Según un  informe de la FELCV, su pareja Roberto G., denunciado en febrero por violencia familiar y pese a que Simona desistió el proceso, el caso prosiguió. El hombre se sometió a un proceso abreviado y le dieron tres años de prisión, pero fue absuelto por su buena conducta. Tras salir de la cárcel mató a su esposa y a sus cuatro hijos.

El otro caso se registró el 30 de marzo en Cochabamba. De acuerdo con el informe policial,  una mujer de 40 años fue asesinada por su pareja de 45 años con arma de fuego. Luego el hombre se suicidó. Según la investigación del caso, la pareja inició un proceso de divorcio, además el hombre tenía una denuncia de violencia intrafamiliar. El caso estaba en el Ministerio Público.

Montaño expresó que es importante y urgente trabajar en la modificación de la Ley 348 para prohibir  la conciliación. “Porque uno no puede hablar de conciliación con alguien que atenta contra la integridad física. Hay toda una jurisprudencia y una doctrina detrás de esto de que la conciliación no debe existir”.

Con una mirada similar,  la representante de la Defensoría del Pueblo de La Paz, Teresa Subieta, aseguró que no debiera haber conciliación porque trae mucho dolor. “A veces el varón puede decir que se arrepiente, pero a la hora de la verdad, como no cambió en su espíritu, en su mentalidad y en su corazón, vuelve a cometer las mismas fallas”.

Destacó que es muy importante que se tomen medidas de protección hacia la mujer. “Para eso, todo el personal que atiende estos casos de violencia, debe estar capacitado”.

Sánchez remarcó que con el tratamiento de la ley de abreviación penal “se discutió  si se debía eliminar o no la conciliación. Hay muchas veces que las mujeres  sólo buscan un escarmiento para sus parejas”, dijo, por lo que señaló que es importante reforzar la norma para hacer evaluaciones psicológicas tanto a las víctimas como a los victimadores.

Según los datos de la FELCV, hasta la fecha ya se reportaron 35 casos de feminicidios: 10 en La Paz, ocho en Cochabamba, seis en Santa Cruz, tres en Tarija, tres en Beni, dos en Potosí, dos en Oruro y uno en Pando.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
44

Otras Noticias