De 117 mujeres asesinadas en 2019, 100 eran sustento económico de sus familias

El 60% pagaba los gastos de sus hijos. El 30% mantenía a sus padres y hermanos, según el reporte.
domingo, 05 de enero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Concepción Ch., de 55 años, era    ayudante de cocina y lavaba ropa  ajena   para mantener a sus ocho hijos, cuatro de ellos menores de edad. Fue asesinada el 2 de enero de 2019    con varias puñaladas de su pareja Tito F. en la ciudad Santa Cruz.

La historia de Concepción no es la única.  De las 117 víctimas de feminicidio en 2019, 100 eran el sustento    económico de sus familias (85,4%), según  un registro elaborado por  Página Siete. Este informe se basa      en los reportes policiales y  judiciales, además de testimonios de los  familiares  de las mujeres asesinadas y monitoreo.

“Mi mamá trabajaba y se encargaba de mantener a mis cuatro hermanos menores.  Ellos tienen 17, 15, 14 y  12 años”, contó Wilson Valero, hijo mayor de Concepción.

De las 100 mujeres asesinadas que eran el sustento económico de sus hogares, el 60% se encargaba de los gastos de sus hijos (Alimentación, salud y  educación, entre otros). El 30% ayudaba a sus padres y hermanos, de acuerdo al reporte de este medio.

Según   la activista Sonia Montaño, estos datos  son  alarmantes, ya que “antes se veía a la independencia económica como un factor protector (...) pero ahora se ve que ni eso protege a la mujer”.

La  directora de la Red de Lucha Contra la Violencia, Peky Rubín de Celis, dijo  que el hecho de que una mujer sustente a la familia con su pareja, en los últimos años   se  convirtió  en una situación de peligro. “Para el varón, (esta situación) pone  en duda su  virilidad porque  el  sistema ha impuesto  que  él debe mantener a su familia, pero cuando no se cumple ese mandato hay  una resistencia y una reacción contra la  mujer”, aseguró.

​​​​Rubín de Celis dijo   que en una pareja    hay  una dinámica psicológica que   busca el poder. “Se supone que el que pone  el dinero es el que tiene poder, pero  en estos casos la mujer no tiene poder porque cree que es una forma de mantener a un hombre a su lado. Esto -aunque parece ilógico-  las vuelve más dependientes porque encima deben lidiar con un hombre que tiene una autoestima dañada”, sostuvo. Para la  experta,  “la  frustración” de no tener trabajo y no ser el sustento del hogar  genera la agresión. “Que una mujer piense, gane y tenga cierto grado de autonomía es demasiado para un hombre  machista”, comentó.  

Montaño  relató que con la agresión,  el hombre  tratará de “dominar a la mujer”, pero cuando siente que ya no tiene el control,  la asesina. “En el fondo, el feminicidio es el resultado de una situación donde el hombre ya no controla a la mujer”, añadió. 

Según el registro  de Página Siete,  de los 117  feminicidios que se reportaron en  2019, La Paz lidera la lista con    36 casos, le sigue Cochabamba  con  25  y Santa Cruz con 21. Oruro tiene  10 y Potosí una cifra  similar.    Le sigue Tarija con siete,   Beni  con  cuatro y Pando y Chuquisaca dos, respectivamente.

Según el registro de Página Siete, de las 117 víctimas, 48 estaban en edad productiva, es decir entre los 30 a 59 años. 12 tenían entre 14 y 18 años, 41 tenían  entre 19 y 29 años y seis tenían  entre 60 y 90 años. Y 10 no fueron identificadas.reproductor image