UMSA da becas a 233 jóvenes de provincias y del pueblo Mosetén

Son los estudiantes más destacados de 83 municipios del departamento de La Paz. Medicina, bioquímica y ciencias políticas, entre las carreras que eligieron los jóvenes.
viernes, 14 de febrero de 2020 · 00:04

Wara Arteaga  /  La Paz

Por primera vez, la Universidad Mayor de San Andrés  (UMSA) dio  becas a  las  tres  estudiantes más destacadas del pueblo indígena originario Mosetén. Junto a ellas,  230 estudiantes de 83 municipios de La Paz recibieron este premio por su esfuerzo académico  e ingresaron de   forma  directa a  esta casa de estudios superiores.  

La diversidad cultural de La Paz fue la principal característica del  acto  que reunió a los mejores bachilleres del departamento. Ahí se presentaron jóvenes de entre 16 y 18 años, cada uno  lució  el atuendo  típico y propio de su municipio. 

El representante  de Yanacachi -por ejemplo-  destacó por el casco que simboliza a la mina Chojlla y  las flores que se producen en el lugar. El estudiante de  Achacachi lució un  poncho característico de esa región. Las jóvenes   Mosetén se caracterizaron por  adornar sus trajes con  semillas y las hojas de palma. 

En el encuentro  no todos hablaban aymara, un grupo se comunicaba en quechua, otro en mosetén y hasta en leco. Todos llegaron con el mismo objetivo:  estudiar para volver  y ayudar en el desarrollo de  sus pueblos.  

Lis Lauri Misange, Emily Reise Navia y  Graciela Moye  fueron las estudiantes más  destacadas de entre las 13 comunidades indígenas del pueblo Mosetén. Lis, por ejemplo,  quiere estudiar bioquímica.  “Allá necesitamos apoyos para el hospital. Requerimos también  medicamentos para ayudar a mi organización. Para lavarse el cabello usaban zululu y hasta ahora se utiliza  para lavar ropa. Conocemos  la selva y tenemos medicinas naturales”, dijo. 

Emily   eligió ciencias políticas  porque  así  podrá ayudar a su población  y evitará la vulneración de los  derechos de los pueblos indígenas. “Los municipios que ingresan siempre son interculturales y ahora por qué no pueblos indígenas”, dijo orgullosa. Ella habla mosetén con mucha fluidez.  “Ñanjú”, saludaba.  

Según  el director del Instituto de Desconcentración de la UMSA, Édgar Rojas,   se consideraron 83 municipios y  la población indígena mosetén solicitó formar parte de este beneficio. “A partir de eso  entra un tema para regular las normas con respecto a los indígenas”, dijo y añadió que este caso es único por   la solicitud expresa de las autoridades indígenas, sostuvo. 

Como es usual,  en el área rural para llegar a sus escuelas   los estudiantes deben caminar kilómetros. En el caso de los mosetenes, no es la primera vez que enfrentan este tipo de dificultades. “Es muy costoso  lograr que  nuestros hijos vayan  a la universidad. Muchos tienen hijos y hasta ahí se quedan. El factor económico nos limita. Es un esfuerzo muy grande para nosotros. Esta oportunidad nos facilita bastante a los papás”, dijo  Evelin Prieto, madre de una de las becarias. Desde su pueblo viajaron  siete horas para llegar a La Paz. 

Juan Carlos Ojeda, otro de los beneficiarios, recibirá seguro, beca comedor y  no pagará matrícula ni aportes. Él viene de Chuma y está muy feliz.  “Estoy optando por medicina porque en mi municipio no hay muchos profesionales en esa área”. 

Según la UMSA, los jóvenes que fueron seleccionados deben pasar por varios procesos: capacitaciones y orientación vocacional.

 

14
2