Profesional calcula que hay entre 1.000 y 1.500 personas contagiadas en Bolivia

De acuerdo con un estudio de la UMSA, la cuarentena debería durar cuatro meses para eliminar el virus y limitar el número de muertos.
jueves, 9 de abril de 2020 · 11:26

Página Siete Digital / La Paz

Como respuesta a la emergencia sanitaria causada por la pandemia del coronavirus hay países, como Corea del Sur, que apuntaron a un alto porcentaje de testeo como medida de prevención del contagio. La idea detrás de esa iniciativa es identificar de manera temprana a las personas infectadas, para limitar así su exposición y evitar la propagación del virus. En Bolivia, sin embargo, las cifras de testeo son muy bajas comparadas con otros países, lo que en consecuencia, genera un sesgo entre la detección de la enfermedad y el contagio. 

“Cuando los gobiernos pensaban tener un número pequeño de infectados, el contagio se seguía dando de manera exponencial. De un día a otro, los enfermos detectados se disparan y en cuestión de semanas el sistema de salud colapsa”, advirtió Juan José Landívar Moreno, director general de Laboratorios Trébol. 

“Si usamos los datos estadísticos de la enfermedad en el caso de Bolivia y estimamos la curva de contagio, a la fecha podrían existir entre 1.000 y 1.500 personas contagiadas en el país”, calculó el director, en un ensayo al que tuvo acceso Página Siete. “Ese número final solamente podremos saberlo, cuando se incremente la capacidad de testeo”, apuntó. 

Si bien no hay una estadística oficial actualizada sobre el número de tests realizados en el país, al comparar los últimos datos compartidos con algunos países vecinos, se puede apreciar que Bolivia mantiene un bajo nivel de pruebas de Covid-19. 

“Estamos bajo los 100 test por millón de personas, mientras que Perú se encuentre en 650 y Chile sobre los 2000”, señaló Landivar Moreno. “Según comunicación oficial del gobierno, la OMS ha sugerido al gobierno boliviano, solamente hacer testeos a los casos más probables. Esta política podría no ser de gran ayuda en la fase de contagio comunitario en la que nos encontramos”, sostuvo. 

Cuarentena de cuatro meses

De acuerdo a Antonio Regalado, editor para biomedicina de la revista científica del MIT, citado por el director, solo hay tres maneras de detener el virus para siempre: evitar el contagio, algo “prácticamente imposible”; la vacuna, que tardaría entre 12 a 18 meses; y el fenómeno conocido como la inmunidad de grupo o colectiva, “que se alcanza cuando un alto grado de la población se ha contagiado (60% o más) y ha desarrollado el anticuerpo necesario”, explicó Landívar Moreno. 

En ese contexto, la Universidad Mayor de San Andrés realizó un estudio, en el que analiza las repercusiones de distintos niveles de medidas de prevención para limitar la expansión del coronavirus. Entre sus conclusiones se encuentra que Bolivia tendría que realizar una cuarentena de cuatro meses para eliminar por completo el virus y limitar el número de decesos a 70. Algo que el propio Landivar Moreno califica de “totalmente imposible de realizar en las condiciones económicas actuales”. 

En contrapartida, si no se toman medidas de prevención, se puede llegar a las 13 542 víctimas mortales y un tiempo de inmunidad de la población de 5,2 meses, mientras que en un escenario medio, en el que se toman medidas voluntarias de aislamiento y de evitar grandes concentraciones de personas, se tardan 7,6 meses en alcanzar la inmunidad comunitaria y tiene un impacto de 4.201 muertos. “Cabe recalcar, que esta cantidad de muertos solamente toma en cuenta la fatalidad ocasionada por la falta de camas/respiradores, no la que conlleva una posible saturación del sistema de salud, o los efectos de una epidemia cruzada, ejemplo COVID + H1N1, o simplemente las carencias fuertes del sistema de salud actual”, aclaró el director. 

“El gobierno tiene el desafío de definir y comunicar una estrategia de salida de la crisis, que se base en el fortalecimiento del sistema de testeo, detección y aislamiento de personas contagiadas”, señaló Landivar Moreno. “Pero para asegurar el éxito, este sistema de testeo inteligente debe estar apoyado con la implementación de un sistema logístico adecuado que garantice tanto la toma de muestras, como el apoyo posterior a los damnificados.  La salud pública y privada debe estar coordinada por un mando único y alineada a un bien común que es el de salvar vidas, minimizando el impacto económico”, agregó.  

De acuerdo a los últimos datos presentados por el Ministerio de Salud, Bolivia suma más de 200 casos positivos de coronavirus y 18 decesos. En las últimas semanas varias autoridades se han manifestado sobre la alta tasa de letalidad, producto de estas cifras. Mientras el exministro Aníbal Cruz advertía que el porcentaje superior al 7% era “alarmante”, el embajador de Ciencia y Tecnología, Mohammed Mostajo Radji, aclaró que dicha tasa se debe al bajo nivel de testeo en el país. 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

15
7