El paliativismo en Bolivia: 10 años en busca de aval oficial

La Asociación Alianza Boliviana de Cuidados Paliativos espera desde el año pasado que su guía sea aprobada y difundida por el Ministerio de Salud.
jueves, 2 de julio de 2020 · 00:04

Natalí Vargas / La Paz

Se calcula que, por año, 40 millones de personas en el mundo, entre ellas ocho millones de niños, se podrían beneficiar de los cuidados paliativos que tienen larga data internacionalmente. En Bolivia, sin embargo, este tipo de atención irrumpió hace apenas una década y su lucha por instaurarse en el sistema de salud va de la mano de una red de profesionales y activistas que se ha conformado de a poco.

La Constitución Política del Estado (CPE), en su artículo 15.1, establece que “toda persona tiene derecho a la vida y a la integridad física, psicológica y sexual. Nadie será torturado, ni sufrirá tratos crueles, inhumanos, degradantes o humillantes (…)”. Empero, muchos bolivianos son privados de un trato digno es sus últimos días de vida.

Esto sucede en gran parte por la falta de conocimiento e interpretación completa de los derechos que dispone la CPE. “Mientras los cuidados paliativos no sean transversales a todas las especialidades médicas, los pacientes no podrán beneficiarse porque no los conocen; no se les informa sobre la condición real de su enfermedad o existe la concepción equivocada de que más tratamiento equivale a más probabilidad de vivir, cuando a veces esa ecuación es falsa”, afirma Marcela López Osio, vicepresidenta de la Asociación Alianza Boliviana por los Cuidados Paliativos (AABCP).

Estrecha relación con el cáncer

El avance de los cuidados paliativos en el país parece mínimo, pero llegar al  punto donde se encuentran no fue sencillo. 

La AABCP se conformó en 2012. Impulsa el ejercicio  de los Cuidados Paliativos en el sistema de salud y en la sociedad con  diversas tareas, entre ellas  diplomados en casas de estudio superior como la Universidad Privada Franz Tamayo.

Una de las principales impulsoras del flanco académico es la médico paliativista Mirna García, quien ingresó en este mundo en 2014, cuando la Universidad Adventista de Bolivia realizó el primer diplomado sobre Cuidados Paliativos  en el país. En él participaron médicos, psicólogos, nutricionistas, fisioterapeutas e interesados en el afronte de la muerte con dignidad.

El primer hospital en implementar una unidad de Cuidados Paliativos fue –en 2010-  el Jesús Obrero. Ubicado en  la zona alteña de Villa Adela es de los más concurridos por familias de diferentes regiones y estratos sociales por una de sus especialidades mejor dotadas: oncología. 

“Al saber que contábamos con la especialidad de oncología, llegaban muchos pacientes en estado avanzado y éramos testigos de la necesidad de apoyo integral. Veíamos que no bastaba con el tratamiento médico y que muchas veces no había qué hacer en cuanto a procesos curativos”, recuerda el médico Javier Muñoz, el primero en Bolivia que se especializó en cuidados paliativos hace más de una década.

De ascendencia española, hace 11 años Muñoz retornó a su tierra natal para prepararse y para seguir trabajando por una atención integral en el Jesús Obrero. Nutrió su capacitación   en hospitales de otros países que implementan los cuidados paliativos.

Actualmente  existen dos hospitales en  La Paz, una casa de acogida en Chuquisaca, un hospital en Santa Cruz y otro en Cochabamba que cuentan con unidades de cuidados paliativos para acompañar  a pacientes con cáncer y a sus familias.

García  alterna  su trabajo  en universidades con el que realiza en  el Jesús Obrero, junto a Muñoz. Allí, tienen una sala especial para recibir a pacientes y su familias, con sillones y calefacción para conversar con calma, un escritorio, una camilla y un estante de medicamentos.

En 2017, un proyecto de ley de iniciativa ciudadana denominado  Derechos del Paciente y Muerte Digna planteó que se respete la autonomía de las personas   para decidir sobre su vida en casos de enfermedad terminal.

El abogado Pedro Maillard, asesor de la AABCP, explica que la norma  planteaba la  ortotanasia, que es la muerte a su tiempo, sin sobre esfuerzo terapéutico y con las herramientas médicas necesarias para paliar el dolor.

El 2019, la AABCP entregó una guía de cuidados paliativos que actualmente espera el aval del Ministerio de Salud para su  difusión en  los establecimientos de salud del país. 

“Con ella será posible que los centros médicos y la sociedad  garanticen una vida digna hasta el final para los pacientes con cáncer o enfermedades degenerativas, como el Alzheimer, Parkinson, VIH y otras”, explica Mariana Vargas, integrante  de la AABCP.
 

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes