Posiciones desde el punto de vista de los paliativistas bolivianos

jueves, 2 de julio de 2020 · 00:04

Marcela López Osio,  vicepresidenta de la AABCP
“Queremos  que más cantidad de profesionales  tengan básica  formación  sobre los cuidados paliativos”

Existen medicamentos para controlar el dolor y pese a ello  lo triste en nuestro contexto particularmente es que tenemos algunos prejuicios, por ejemplo con el uso de la morfina y otros calmantes. Realmente hay muchas posibilidades de tratamientos médicos para aliviar el dolor físico, pero evidentemente no hay una formación por parte de los profesionales, que tendría que ser básica.

En algunos países, pocos, hay la especialidad de cuidados paliativos; sin embargo estamos apuntando y la OMS también ha hecho un llamado a todas las naciones del mundo para que se integren los cuidados paliativos en primer nivel. Es decir, que no sea un especialista de los mejores el que te alivie, sino que pueda ser aquel médico familiar o  médico general, el médico de un centro de salud, quien pueda aliviar el dolor.

Lo que queremos como Asociación Alianza Boliviana de Cuidados Paliativos (AABCP) es que mayor cantidad de profesionales  tengan una formación básica sobre cuidados paliativos. Hemos hecho una guía para el Programa de Cáncer del Ministerio y ahora estamos a la espera porque no sabemos qué van a hacer con esa guía, si se va a publicar o no, si viene seguida de la norma o no. Evidentemente estamos en el inicio del camino, falta mucho que hacer.

JAVIER MUÑOZ, paliativista del Hospital Jesús Obrero
“Cuando tiene  guía, el familiar puede cuidar y ayudar mejor al  paciente  y no sólo  mirar su sufrimiento”. 

Si tu pareja o tu hija o tu madre se enferman gravemente -si tienen cáncer, por ejemplo- sabes que va a tener dolores, vómitos, escalofríos. Si  estás solo en casa atendiendo a tu familiar enfermo, necesitas una guía, alguien que te enseñe como cuidarlo y apoyarlo mejor.

Un paciente con cáncer, por ejemplo, siempre necesita de alguien que lo cuide y el cuidador necesita también de alguien que lo apoye. De estar solo a tener a alguien que pueda a apoyar al cuidador  -y asesorarlo en cuanto a la  comida, a cómo poner el  suero, cómo administrar las  medicinas al paciente- hay una gran diferencia. 

Cuando tiene esa guía el familiar se da cuenta de que está cuidando mejor al paciente y que no sólo está mirando su sufrimiento sin poder hacer nada al respecto.

El apoyo de un equipo de cuidados paliativos  es indispensable en los casos de enfermos terminales, porque ese equipo de profesionales, como el que tenemos en el Hospital Jesús Obrero,  no ayuda a morir sino a vivir con dignidad hasta el último aliento. En la práctica de 11 años de paliativismo en este Hospital hemos visto centenares de casos de cáncer y  en el 80% cuando se les dice  que están en fases avanzadas, ellos prefieren afrontar la enfermedad con el apoyo de un equipo integral y no apresurar la muerte.

Luzvinda Díaz,  directora Casa de Acogida - Sucre
“No acortamos ni alargamos la vida,   llegamos hasta cuando Dios quiera,  cada quien tiene su momento”.

La primera paciente que atendí tenía mi misma edad. Me costó mucho decirle: “Puedes irte tranquila, has cumplido como madre, como mujer, como esposa”, porque ya tenía sus niños y decirle  que se vaya en paz  y reconciliada con su familia, reconciliada con ella misma y reconciliada con Dios es muy difícil. Se siente tristeza  porque esa persona ya no va a estar contigo, pero  de alguna manera se va a convertir en  un “ángel de la Casa”.

Pienso que todas las personas tenemos el derecho a ser cuidados y a morir con dignidad. En la Casa de Acogida no pretendemos alargar la vida, ni tampoco acortarla, lo que queremos hacer es darles a los pacientes calidad de vida no solamente con medicamentos, sino con un trato digno, cariño y amor. Además con la ayuda y apoyo de la familia, que es un requisito importante e indispensable. 

Nuestro trabajo se complementa con el de la  familia que no debe dejar solo al paciente. De qué serviría decir que le estamos dando calidad de vida si  siente un vacío por dentro, si no está recibiendo el cariño de los más cercanos, sino de otras personas que de por sí llegamos a ser su familia, pero no la reemplazamos. 

No estamos acordando ni alargando la vida, sino  llegamos hasta cuando Dios quiera, para cada persona Dios tiene su momento y lo debemos respetar.

ZORAIDA NAVARRO, jefa médica  Casa de Acogida
“ Siempre es mejor reducir los síntomas, dar  calidad de vida al paciente y también a toda su familia”.


Siempre se ha confundido la eutanasia con el cuidado paliativo. Nosotros lo que practicamos es la ortotanasia, es decir no acelerar la muerte, no precipitarla, simplemente acompañar en este proceso y dar un final en paz consigo mismo con la persona, paz con su entorno y paz sobre todo con la resolución de conflictos que aquejan su entorno.

La eutanasia es provocar la muerte en un paciente y nosotros jamás vamos a entrar en ese concepto o práctica de   eutanasia.  Siempre es conveniente reducir los síntomas del enfermo,  darle confort, mejorar la calidad de vida del paciente y de toda su familia. Sobre todo, solucionar cosas pendientes y por esto es necesario un equipo multidisciplinario, ya que esos profesionales van a poder evaluar, abordar  diferentes esferas para llegar a un fin inevitable que no sea acelerado. 

Como médicos a veces nos alejamos de lo que es la humanidad y eso lo tengo que reconocer, porque vivimos en un entorno que nos agobia con el tema administrativo, tenemos muchas exigencias  del sistema mismo de salud. 

A veces nos enfocamos en hacer números o incidencia y  de esa manera nos alejamos de la responsabilidad de atender a un enfermo. Estamos tratando con un semejante nuestro que merece una atención humanitaria, compasiva y cariñosa.

 

Susana Zuazo, vicepdta. Personas con cáncer
“No basta con que  reciba la medicación, un paciente además    necesita un acompañamiento  integral”. 


Yo escuché  de los cuidados paliativos por mi vivencia personal. He sido cuidadora de mi hermano, que falleció con cáncer. Mientras que mis “hermanas” los han conocido porque  son pacientes y sobrevivientes de la enfermedad, como mi amiga  Ruth. Para nosotros ella es una inspiración porque ya son cinco años que  está bien.

En el transcurso de los años que soy miembro de la Asociación de Personas con cáncer, Familiares y Voluntarios yo he perdido a mi hermano y he aprendido sobre cuidados paliativos. A diferencia de mis compañeras, yo sí  he practicado los cuidados paliativos como cuidadora y he entendido qué implica el concepto de “hasta el final de la vida”. 

En el camino, mis “hermanas” de corazón   han confirmado que no es suficiente que una persona tenga medicación, sino que  necesita acompañamiento  psicológico. Saben que los cuidados paliativos no son sólo para el paciente, sino también para el familiar, que queda destrozado emocionalmente, sin trabajo o hasta enfermo. Generalmente, los familiares también se enferman, yo me acuerdo que tenía anemia; es sumamente difícil. 

Muchos insisten  en radioterapia, en quimioterapia, en lo más fuerte y urgente para tratar un enfermo de cáncer. Junto a  mis compañeras    insistimos también en la necesidad de los cuidados paliativos.

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

10
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia