Avance de la vacunación en Sudamérica está empañado por escándalos y fraudes

El “vacunagate” en Perú y la “vacunación VIP” en Argentina generaron la salida de ministros y la apertura de investigaciones, mientras que en Brasil se investigan las vacunaciones fraudulentas a ancianos.
martes, 23 de febrero de 2021 · 05:04

Página Siete  /  La Paz

Las campañas de vacunación en Sudamérica avanzan empañadas por escándalos en torno al acceso anticipado y privilegiado al inmunizante y fraudes en la inoculación   en al menos cuatro países de la región: Perú, Argentina, Brasil y Venezuela.

En Perú y Argentina estos escándalos costaron el cargo a autoridades del más alto nivel, mientras que en Brasil se han iniciado investigaciones penales por la difusión de videos en los cuales el personal de salud simulaba vacunaciones a adultos mayores, pero no los inoculaba.

Por otra parte, el plan de vacunación, hecho público por el presidente Nicolás Maduro, generó críticas en la oposición y en el ámbito internacional debido a que da prioridad a militares y mandos políticos, antes que a grupos vulnerables, como ancianos y adultos con enfermedades de base.

 El “vacunagate”

El pasado miércoles, una investigación periodística reveló que el ex presidente Martín Vizcarra, así como su familia y allegados fueron vacunados en secreto en octubre pasado con dosis experimentales de la vacuna de Sinopharm, lo que abrió una olla de grillos por la cual se conoció que al menos 487 personas fueron inoculadas de manera irregular entre octubre de 2020 y enero de este año. 

Gran parte de los inoculados fueron funcionarios públicos y personajes relacionados a las pruebas clínicas que se realizaban con el inmunizante, pero en las listas también aparecen empresarios y personalidades públicas.

“No podemos dejar que el comportamiento, la actitud, de algunos pocos funcionarios públicos empañe la labor de servicio al país que cumplimos”, afirmó el pasado  martes la primera ministra, Violeta Bermúdez, antes de remarcar que más de 1,4 millones de personas trabajan “fuertemente” para el Estado “en un contexto especial” ante la pandemia “y un conjunto de situaciones de crisis”.

Las responsabilidades y culpas del escándalo, bautizado rápidamente como el “vacunagate”, comenzarán a definirse tras haberse hecho público  el listado de  personas que recibieron vacunas del laboratorio chino Sinopharm, que eran exclusivas para el personal que llevaba adelante los ensayos clínicos en el país desde fines del año pasado.

Entre los vacunados estuvieron la ahora exministra de Salud Pilar Mazzetti, y la excanciller Elizabeth Astete, quienes tuvieron que renunciar a sus cargos.

Vacunación VIP

En Argentina se desató un escándalo por el acceso privilegiado a la vacunación contra la covid-19  luego de  que el periodista y titular del organismo Centro de Estudios Legales y Sociales, Horacio Verbitsky, de 79 años, dio a conocer en un programa de radio que se había vacunado dentro de la sede del Ministerio de Salud tras hablar con su “amigo” Ginés González García, lo cual derivó en su cambio por el presidente   Alberto Fernández, que pidió su renuncia y lo reemplazó por  Carla Vizzotti.

El revuelo por la “vacunación VIP” ha derivado en un cambio de mando en el Ministerio de Salud en momentos en que Argentina, que acumula algo más de dos millones de contagiados y 51.122 muertes por Covid-19 desde el inicio de la pandemia, ha puesto en marcha su campaña de vacunación con muchas dificultades por el retraso en la llegada de las dosis pactadas con diversos proveedores.

Si bien Fernández como Vizzotti aseguran que la vacunación de Verbitsky fue un hecho aislado, existen denuncias de más funcionarios y sus familias vacunados de manera prioritaria.

Vacunas de aire

Brasil, el país más afectado por la pandemia en la región, también vivió una ola de indignación la semana pasada, luego de que se publicaran videos que mostraban a trabajadores de salud realizando vacunaciones “fraudulentas” a adultos mayores, en al menos cuatro ciudades diferentes.

Familiares de algunos ancianos relataron en al menos cuatro ciudades de Brasil que los profesionales de salud insertaron la aguja en el brazo de sus allegados, pero no inyectaron el remedio, un hecho que está siendo investigado por la Policía Civil de Río de Janeiro. Casos similares se presentaron en Niteroi, Petropolis y Sao Paulo.

Políticos y militares

Venezuela comenzó la  semana pasada la esperada vacunación contra la Covid-19. Y lo hizo envuelta en la polémica, al incluir entre los grupos prioritarios a los militares y políticos, junto al personal de salud.

Maduro anunció que entre los primeros en recibir la inmunización estarían cargos políticos como alcaldes y gobernadores y militares. Y también diputados de la Asamblea Nacional, controlada por el oficialismo y entre los que se encuentran su mujer, Cilia Flores, y su hijo, Nicolás Maduro Guerra.

El líder opositor Juan Guaidó acusó a Maduro de no guiarse por criterios sanitarios, sino políticos en el reparto de las vacunas.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de