Bolivia en desescalada, casos bajan a menos de 1.000 diarios

En promedio, el número de nuevos infectados por día bajó de 1.800 en el mes de enero a 1.140 en febrero. Analizan cuál será la repercusión de la tercera ola.
miércoles, 3 de marzo de 2021 · 05:04

Luis Escóbar  / La Paz

En los pasados días, el número de personas contagiadas con Covid-19 bajó a menos de 1.000 diarios a nivel nacional. Ninguno de los departamentos, salvo Santa Cruz, sobrepasó el centenar de  infectados  confirmados. Los especialistas  consideraron que el país ya se encuentra en una desescalada de la segunda ola.

“Ya estamos en una desescalada, un tanto irregular, pero el número de contagios se va reduciendo. Si vemos los datos, hay marcadas diferencias con la primera ola. Por ejemplo, el pico fue rápido en comparación  con  el  que se registró  el año pasado. Esto se debe a que en el 2020 se tuvo  una cuarentena rígida, luego la flexibilización gradual que mucha gente no cumplió a cabalidad y permitió prolongar el ascenso. Ahora fue rápido”,  dijo  a Página Siete  el jefe del Comando de Incidentes del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, Guido Chuquimia.

Después de las fiestas de fin de año se precipitó el ascenso de personas contagiadas. Por ejemplo, el pasado 27 de enero se registraron 2.800 personas positivas y en promedio, los contagiados por día llegaron  a  1.800.

 En cambio, en febrero, el país  registró un descenso de infectados, en promedio   1.140  por  día. 

Los datos demuestran, además, que la tasa de recuperación es del 77%, aunque el número de decesos continuó alto. En enero se registró un 2% como tasa de letalidad; y febrero cerró con un 4% en el mismo indicador.

“Después de las fiestas de fin de año –agregó Chuquimia- tuvimos un pico que se consolidó en febrero y ahora estamos con la desescalada. Ayer (lunes) por ejemplo, tuvimos menos de 100 positivos y continuamos haciendo las pruebas. La desescalada se vive  a nivel nacional, los reportes del Ministerio de Salud nos hacen interpretar que estamos en franco descenso,  aunque existen  algunas diferencias con otros departamentos, pero todos están en esta dinámica de descenso”. 

El jefe de Epidemiología del Sedes paceño, Mayber Aparicio,  indicó  “que pasaron por situaciones  de preocupación, pero que   lograron  superar”. “Existían reinfectados, es decir que en la primera ola se enfermaron y en la segunda volvieron a contagiarse. Nos  preocupó que el virus tenga la misma capacidad de infectar y reinfectar a la población”, aseguró el especialista. 

Sin embargo, Aparicio aclaró que el comportamiento fue “algo” menor que el año pasado. “Al final de la primera ola hablamos de la población susceptible al contagio y mencionamos la prevalencia de la enfermedad entre un 18 a un 23%. Entonces, las personas susceptibles a enfermarse eran menores porque -aparentemente- ya se contagiaron en  un 23%. Por eso creímos que podía ser igual o menor que la primera ola”, afirmó. 

El especialista  explicó  que se llevará  adelante un estudio de  seroprevalencia que permitirá saber cuál es la población susceptible a contagiarse en caso del registro de una posible tercera ola.

Indicó que se analizará la inmunidad  colectiva  y que a  esta situación se llega de dos formas:  cuando uno supera la enfermedad o a través de la  inmunización. “Hay que recordar que se ahondan esfuerzos para la vacunación y eso va a disminuir la población susceptible. No quiero adelantarme, pero probablemente la tercera ola no sea tan grande como la segunda y si trabajamos  de forma conjunta probablemente ni la tengamos”, dijo. 

Explicó que en la primera ola del coronavirus,  la escalada fue más lenta y la meseta duró menos tiempo. En cambio, en esta segunda ola, la escalada fue más rápida y la meseta duró más. En la tercera ola podría ser como la segunda y dependerá si el virus muta o no. 

“La enfermedad tiene dos caminos: se hace más virulenta o es más patogénica”, dijo e  indicó que  la segunda opción se refiere a  que  el virus se contagie más y sea menos letal. Si fuera así, la velocidad de contagio en la tercera ola podría ser más rápida, pero se desconoce cuál será el comportamiento del virus, explicó.  “Es complicado decir cómo será el virus porque dependerá de muchos más factores”, agregó.
 

Tasa de  letalidad

  •  Análisis Guillermo Cuentas, exministro de Salud, afirmó que la tasa de letalidad en Bolivia es la segunda más alta de América Latina por varias causas. La primera es  por la existencia elevada de los pacientes que demandan atención médica, pero  cuando ya tienen sintomatología y sufren  insuficiencia respiratoria   “No hay una atención precoz porque en  la primera fase para detectar los casos positivos  no se realiza el aislamiento previsto  porque no existen suficientes centros”, declaró Cuentas. Por ello, los pacientes con insuficiencia respiratoria acuden a los centros cuando ya se encuentran  muy delicados.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
1
2