Las Loritas es el boom en construcción, pero ¿tiene permisos de la Alcaldía paceña?

La comuna asegura que no autorizó ninguna construcción y que es un problema heredado de la anterior gestión. Los vecinos afirman que pese a las notas enviadas con sus dudas, no tienen respuesta de las autoridades.
lunes, 24 de enero de 2022 · 05:00

Leny Chuquimia / La Paz

Las Loritas son el boom de la construcción.  Han revolucionado el rubro inmobiliario con la edificación y venta de  departamentos  de lujo, con tecnología de punta y a precios  bajos. Es una oferta que cautiva sobre todo a la población joven y que promete ser la solución al problema habitacional de la urbe.

Pero, ¿es legal este fenómeno?, ¿cuentan sus construcciones  con las autorizaciones debidas de la Alcaldía de La Paz?

“Debo aclarar. Sé que hay varias quejas y estamos revisando los casos. Como  actual gobierno municipal no hemos dado ninguna autorización. Los edificios que se están construyendo se hicieron en la anterior gestión y la mayoría  tienen permisos de otros municipios. No de La Paz”, afirmó el alcalde paceño, Iván Arias, en una entrevista con Página Siete  el pasado 3 de diciembre.

Hasta esa fecha, este medio había recibido copias de al menos una decena de cartas vecinales, dirigidas a diferentes instancias de la nueva gestión edil, pidiendo se tome medidas en el asunto. En todas se advertía que las construcciones estaban fuera de norma, no por  falta de autorizaciones locales, sino porque se estaban construyendo hasta el doble de plantas permitidas en determinados terrenos.

“No nos oponemos. Lo que queremos es que estén en norma, por  seguridad”, era el argumento común en las misivas.

¿De dónde son los permisos? 

En los últimos tres años se empezó la construcción de nueve “Edificios Loritas” en Irpavi, Obrajes, Següencoma y Miraflores. Además de una “Torre” que se levanta en Obrajes, se suma el anunciado “Edificio Loritas 10”, el más grande de sus proyectos.  

“Los permisos están en Palca o en Mecapaca”, sostuvo Arias sin precisar la situación de cada una de las construcciones.

Página Siete solicita esta información a la Alcaldía desde hace varios meses, pero no hay respuesta. La única información  oficial recibida llegó en noviembre de 2021, en  un mensaje de Vladimir Ameller, quien hasta el  14 de enero pasado ocupaba el cargo de  secretario edil de planificación.

“Las construcciones, según la numeración que ellos le dan, son nueve y se iniciaron durante la gestión anterior. Todas son una situación heredada, conocida y no atendida por la anterior gestión. No podemos pronunciarnos sobre la situación legal de los proyectos. Según el sistema de información territorial, no existen solicitudes de permisos de construcción a su nombre”, sostuvo.

En Calacoto se protestó contra la empresa constructora.
Foto: RRSS

La semana pasada este medio volvió a solicitar la información a la Alcaldía y una vez más  -pese al compromiso del alcalde de proporcionar un informe detallado- no obtuvo más respuesta que: “Son nuevas autoridades”.   

Página Siete rastreó información de la anterior gestión municipal. Se supo que por abril de 2021 se elaboró un informe sobre la situación legal de estas construcciones. El documento, según explicaron fuentes cercanas al caso, se originó ante una ola de consultas en plataformas ediles sobre la legalidad  del proyecto.

A ese informe se sumaría otro de la Secretaría Municipal de Culturas -no queda claro si es anterior o posterior- sobre la presunta demolición de una casa patrimonial para emplazar una de construcción Lorita.

Una fuente municipal confirmó que en mayo de 2021,  después la posesión de las nuevas autoridades, llegó a la unidad de transparencia un informe catastral, además de una serie de denuncias que circulaban en las redes sociales. Con esos datos se inició un proceso de investigación.

Este medio solicitó el  resultado de esa investigación,  pero la información no salió de la Alcadía. El argumento fue que la responsable de transparencia fue posesionada la semana pasada como secretaria de educación y desarrollo social.

Proceso contra exediles

En medio del cambio de autoridades, en abril de 2021, la gestión saliente emitió un “comunicado” mediante sus cuentas oficiales de redes sociales.  En él advertía que las construcciones  estaban fuera de norma  y no podían acogerse a ningún proceso de regularización, pues estaban en proceso de fiscalización.

Tras la entrada de las nuevas autoridades el “comunicado” fue quitado de las plataformas  sin explicaciones. Por esa publicación  hay un proceso penal  contra  dos exfuncionarios ediles.

 

Alcaldía atada de manos tras caso Brun
  • Alcance Tanto la nueva como la anterior gestión municipal coinciden en que el problema de las construcciones ilegales es  recurrente en La Paz. Afirman que, lastimosamente, la fiscalización se hace muy compleja porque el municipio no tiene poder para entrar a demoler una construcción ya hecha.   
  • Jurisprudencia  Fuentes de la actual gestión municipal afirman que se encuentran atados de manos, ya que el caso Brun sentó jurispruedencia en estos temas.
  • Brun  En 1999, el Concejo ordenó la demolición del inmueble y el alcalde de entonces ejecutó la orden. En 2002, la justicia dio la razón a Brun, dueño del inmueble,  y ordenó el pago de una indemnización. La comuna  pagó Bs14 millones.

 


Expertos ven edificios fuera de norma
“Las construcciones son ilegales por donde se las vea”, dijo la conocedora  en bienes raíces Melissa Ibarra. La periodista trabaja desde hace varios años en el rubro inmobiliario y conoce las normas al respecto. Su observación es la misma que la de varios arquitectos que cuestionan el número de  pisos previstos para cada edificio de Las Loritas.

“En varios casos ofrecen edificios de hasta 14 pisos, cuando la normativa solo  permite seis o siete. Claro que está sujeto a los metros cuadrados de tu terreno, el frontis etc., pero hay normativas”, explicó Ibarra. Después de una revisión  de las ubicaciones, arquitectos observaron los cuatro edificios de Següncoma, donde la norma Sur 4P-d21 señala que en toda la zona solo se permite cinco plantas, pero la construcción tiene al menos 10. “Hay proceso de regularización, pero este tipo de excesos, por lo normal, no deberían poder acogerse. Claro que ahora se aprobó una nueva normativa, ojo. A nosotros nos molestan por todo y a ellos nadie les dice nada”, dijo  un arquitecto experto en el área.    

Hace dos semanas, Ibarra publicó en sus redes sociales  dudas sobre las construcciones Loritas. Tuvo que eliminar su  post debido a  que recibió amenazas y tiene en su poder un video que lo corrobora.

Página Siete recibió documentación y testimonios que  al momento son procesados y verificados de al menos una veintena de personas.

Todas pidieron reserva por temor a represalias.

 


Las Loritas afirma que los permisos están en trámite
Página Siete solicitó reiteradamente desde octubre de 2021 una entrevista con el propietario del proyecto “Las Loritas”, Harold A. Lora Seoane, pero el titular solo respondió en una ocasión.

Mediante una carta con CITE/ G.G./010/2021 dijo que contestaría a este medio después del 9 de noviembre, a su retorno de la Feicobol, donde presentaría sus proyectos en la Llajta. Sin embargo, pasado el plazo no hubo más respuestas, pese a la insistencia.

En la denuncia interpuesta por Lora contra los exfuncionarios ediles que publicaron un comunicado sobre la  legalidad de las obras, el año pasado, se sostiene que los permisos están siendo tramitados. Lora afirma que el terreno de Obrajes no es patrimonial y que comunicó estas “irregularidades” a Ameller en  una nota  del 13 de mayo de 2021.

Sostiene que los acusados entregaron la información  a la Asoban y a varios ciudadanos y empresas que consultaban sobre la legalidad del proyecto. Según su exposición, se le generó daños con algo que  “no es verdad”, ya que hay una ley de regularización.

En septiembre, el Concejo aprobó una nueva norma de regularización que fue muy criticada. Fue propuesta por el concejal Pierre Chaín, miembro del club Árabe, donde se construirá el Loritas 10, y  fue impulsada por el concejal Óscar Sogliano, exsubalcalde de la zona Sur, que debió fiscalizar el tema.
 
Dos de los edificios construidos en Bajo Següencoma
Foto: Captura

 

 

Las ubicaciones
Muchas de las obras tienen más plantas de lo legal. Los expertos afirman que es la estrategia de las constructoras: construir y cuando ya  no se puede tumbar, regularizar.

1,2,3 y 4
Estos edificios, todos en Bajo Següencoma, ya están concluidos. La cartilla Sur 4P-d21 señala que  solo pueden levantarse hasta cinco plantas. Cada uno tiene entre 10 y 12 plantas.

Loritas7
Está ubicada en la  ex Casa Piedra, en la zona Gramadal, y se encuentra en ejecución. Según la cartilla Sur 4P-d21, en ese sitio solo pueden levantarse hasta cinco plantas de altitud.

Miraflores
El edificio de nueve plantas se construirá frente a la Plaza Villarroel. Por normativa se puede levantar hasta siete  pisos, puede aumentarse una o dos plantas. 

Irpavi
Entre las  calles 13 y 14 se construye el Loritas 9, que en su proyecto señala que tendrá 14 pisos, cuando la  Sur 4P-d18 autoriza solo tres plantas. La regularización no debería proceder.

Loritas10
Este proyecto, recientemente anunciado, no inició obras ni tiene permiso. Estará en la 15 de Calacoto y ofrece 28 pisos, pero la norma Sur4-d19 solo permite seis  plantas.

Pago
De acuerdo a los promotores, no se trabaja con financiamiento bancario, por lo que  el pago se hace en efectivo. Al no estar  regularizadas aún, no hay títulos de propiedad, pero se hacen contratos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos